Una gran tormenta derriba 50 árboles en Barcelona y causa graves inundaciones

  • Las lluvias han sido muy fuertes en las comarcas de Vallès u Osona.
  • La caída de una catenaria ha obligado a cortar la circulación de trenes en Mataró.
  • Los bomberos de la Generalitat han tenido que realizar un centenar de salidas.
  • En la zona valenciana de Requena-Utiel han padecido vientos de 90 km/hora acompañados de agua y granizo.
Los bomberos retiran las palmeras caídas en el Paseo Colón, en Barcelona.
Los bomberos retiran las palmeras caídas en el Paseo Colón, en Barcelona.
Toni Garriga / EFE

Barcelona anocheció brevemente a las 16.30 horas del sábado. La tromba de agua dejaba en algunos puntos hasta 58 litros de agua por metro cuadrado y hacía caer una cincuentena de árboles, además de dificultar el tráfico y anular los semáforos en doce cruces de la capital catalana.

Según ha informado el Ayuntamiento de Barcelona, a las 20.28 horas se ha desactivado la alerta por lluvias, después de que el aguacero de esta tarde ha dejado una media de 30 litros por metro cuadrado pero con picos de gran intensidad, como los 58,6 litros en la Zona Franca, los 45 en el Eixamble y los 44 en Vall d'Hebrón y en Sants.

De hecho, la cortina de agua ha llenado los depósitos pluviales, como por ejemplo los de la Escuela Industrial (que está al 84% de su capacidad), el de la calle Urgell (78%) y el del parque Joan Miró (74%).

Durante el aguacero, los Bomberos de Barcelona han atendido más de 250 avisos y han realizado 60 salidas, sobretodo por la caída de 50 árboles, especialmente palmeras, inundaciones de bajos, afectaciones en instalaciones eléctricas y para comprobar el estado de algunas fachadas.

El aguacero también ha provocado problemas de tráfico, ya que se han tenido que cortar algunos tramos de la Ronda Litoral y la Ronda de Dalt por la acumulación de agua en la calzada. Asimismo, los semáforos se han averiado en doce cruces de Barcelona, lo que ha dificultado aún más la circulación por la ciudad.

También el metro ha sufrido afectaciones, por lo que se han tenido que cerrar las entradas en algunas estaciones, como Tetuán (L2) y Sagrada Familia (L5). Por otra parte, la circulación de trenes entre las estaciones de Sants y de Paseo de Gracia, que había sido cortada a las 16.25 por filtraciones de agua a la vía, se ha podido restablecer a las 20.20

En la red viaria y en el segundo día de la operación salida, las carreteras catalanas registraron grandes charcos en la C-31, donde se han contabilizado hasta seis kilómetros de retenciones en el momento de máxima intensidad. La autopista AP-7 también ha tenido un carril cortado por la presencia de charcos de agua a la altura de Cerdanyola del Vallès en sentido Tarragona, igual que la B-10 en varios puntos.

De hecho, mientras ha durado la tormenta se han accidentado varios vehículos, como uno en la AP-7 en Sant Sadurní d'Anoia (Barcelona), y otro en la C-55 en Monistrol de Montserrat, que ha mantenido cortada la carretera en ambos sentidos.

El servicio de TRAM no se ha visto prácticamente afectado por las lluvias, aunque los convoyes han registrado algunos retrasos en la frecuencia de paso al tener que circular más despacio por la reducción de la visibilidad.

Asimismo, los pasajeros de dos trenes de la línea R1 (que conecta Molins de Rei con L'Hospitalet de Llobregat, Mataró y Maçanet de la Selva) han sido evacuados después de que los vagones quedaran atrapados cerca de Mataró (Barcelona) por una avería en la catenaria. Según han confirmado fuentes de Renfe y Adif, la avería ha ocurrido hacia las 16.30 horas por un fallo de tensión que ha paralizado el servicio entre Mataró y Arenys de Mar y está provocada por las fuertes lluvias.

Además, en Sant Pere de Torelló (Barcelona) se ha evacuado de forma preventiva un campamento de 26 niños y seis adultos que se ha inundado a causa de la lluvia. En Barcelona, la fuerza del viento y la lluvia ha llegado incluso a arrancar las palmeras situadas en el Paseo de Colón, en pleno centro de la ciudad.

Viento, lluvia y granizo en Valencia

Por otra parte, la comarca valenciana de Requena-Utiel registró vientos de hasta 90 kilómetros por hora y precipitaciones en forma de agua y granizo de hasta 19 litros por metro cuadrado, según han informado fuentes de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Este episodio de "tormenta violenta", acompañada de lluvia y granizo se ha producido durante cerca de media hora alrededor de las cinco de la tarde del sábado, según las fuentes.

Fuentes del Centro de Coordinación de Emergencias han informado de que los consorcios de bomberos no les han comunicado actuaciones a consecuencia de la lluvia.

En las últimas 24 horas también se han registrado importantes precipitaciones en localidades como Casinos (Valencia), donde se han medido hasta 44 litros por metro cuadrado y Sot de Ferrer (Castellón) con cuarenta.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento