"Las elecciones serán el 20 de noviembre". El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha anunciado este mediodía que adelanta los comicios generales a otoño, cuatro meses antes de lo previsto inicialmente. Antes de tomar la decisión, ha consultado al candidato socialista a la presidencia, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Zapatero ha explicado que su decisión de adelantar los comicios, en contra de la postura que defendía hasta ahora de agotar la legislatura, es para favorecer el "interés general". El presidente ha asegurado que es una decisión largo tiempo madurada y que considera "natural y razonable" el anticipo una vez aprobadas las reformas económcias aún en trámite.

"El Gobierno ha cubierto en buena medida los objetivos que se fijó para el primer semestre del año. El proceso de consolidación fiscal está encauzado y se han sentado las bases para la recuperación económica", ha justificado Zapatero antes de anunciar el adelanto electoral. El presidente también ha anunciado que no será diputado en la próxima legislatura.

Las reacciones al anuncio no se han hecho esperar. El líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, se ha felicitado por la “buena noticia” y trasladado su petición a los ciudadanos de liderar un “mandato claro y reformista”. Ha marcado una meta: salir de la crisis sin hacer nuevos recortes sociales.

Su rival en las urnas, el candidato socialista Alfredo Pérez Rubalcaba, ha dicho compartir “plenamente las razones esgrimidas por Zapatero para adelantar los comicios. "Se abre una nueva etapa en la política española; estoy preparado", ha precisado.

Proyectar certidumbre política

"Si he decidido anunciarles en el día de hoy el calendario electoral es para proyectar certidumbre política y económica sobre los próximos meses, sobre lo que queda por hacer, sobre lo que vamos a hacer y sobre la fecha electoral", ha dicho Zapatero en la rueda de prensa.

En cuanto a la elección de la fecha electoral, muy significativa para la historia española, Zapatero ha explicado que es una fecha que "sortea un calendario de fechas importantes" y que permite al nuevo Gobierno asumir plenamente los poderes el 1 de enero, lo que, ha dicho, "es bueno para la economía" y para que puedan hacerse cargo "de todo el ejercicio económico correspondiente a 2012". Esto incluye los Presupuestos Generales del Estado de 2012, que elaborará el nuevo Gobierno.

El presidente ha hecho este anuncio en el Palacio de la Moncloa al finalizar el Consejo de Ministros, y ha explicado que se trata de una decisión "pensada" y "madurada" por él desde hace tiempo, en la que "ha pesado la aprobación de algunas reformas sustanciales". Zapatero no ha querido hacer balance sobre su última legislatura: "No es el día para hacer balance", ha dicho.

Reformas en "fase final"

Considera el presidente que antes de la disolución de las Cortes, el 26 de septiembre, todavía habrá tiempo para aprobar las leyes y reformas económicas que están en la "fase final" de su tramitación parlamentaria, así como un decreto ley con nuevas medidas económicas, que el Gobierno pretende aprobar el 19 de agosto, y que "afectará al impuesto de sociedades", ha avanzado.

Este anuncio se produce dos días después de que se conocieran los datos de la última encuesta del CIS, que revelaban que el PSOE había recortado 3,3 puntos de distancia con el PP, auspiciado por el 'efecto Rubalcaba'. En esa misma encuesta un 39,9% de los españoles opinaba que el socialista Alfredo Pérez Rubalcaba sería el mejor presidente del Gobierno si ganara las próximas elecciones, mientras que un 31,9% piensa así del líder del PP, Mariano Rajoy.

Muchas de las preguntas de la rueda de prensa han girado sobre la forma en que Zapatero ha tomado su decisión y las personas a las que ha consultado, pero él se ha limitado a reiterar que había decidido el adelanto "hace tiempo", y a asegurar que no iba a hacer "un relato" de todos con los que ha hablado al respecto. Por el contrario, sí ha comentado por qué había optado por comunicarlo este viernes precisamente, en su última comparecencia ante la prensa antes del verano.

"Sensación de fracaso"

Preguntado por si deja el Gobierno con "sensación de fracaso" después de las malas perspectivas electorales para el PSOE que reflejan las encuestas y el resultado de las elecciones del pasado 22 de mayo, Zapatero ha respondido que "no es el día hoy del balance". "Es el día de decir a los españoles que van a elegir un próximo Gobierno el 20 de noviembre", ha continuado el presidente.

Ha descartado que esté pensando en escribir sus memorias -"No. Eso ya le digo que no", ha señalado- ha adelantado además que no repetirá como diputado en el Congreso, donde ocupa un escaño desde 1986 ni acudirá, al igual que el pasado año, a la tradicional fiesta de septiembre que organiza UGT en Rodiezmo (León).

Zapatero ha respondido aludiendo a su responsabilidad como presidente del Gobierno a una pregunta sobre si el adelanto electoral es la última píldora amarga que ha tenido que tomar por culpa de la crisis.

"Cuando ya se ha sido presidente del Gobierno durante más de siete años, se sabe que lo más importante es cumplir con el deber que tienes, con la responsabilidad -que es una gran responsabilidad-, de pensar en el interés general, por encima de cualquier otro y uno se queda satisfecho con uno mismo si piensa que con las decisiones que toma sirve mejor a su país", ha concluido.

Séptimo adelanto electoral

El adelanto electoral anunciado este viernes es el séptimo que tiene lugar en España desde la llegada de la democracia -pues los comicios se anticiparon en dos ocasiones durante los gobiernos de la UCD y en cuatro con el PSOE-, y el primero que sucede desde 1996.

El adelanto electoral se ha sucedido en los comicios de 1979, 1982, 1986, 1989, 1993 y 1996, en los mandatos de Adolfo Suárez (UCD) que gobernó de 1976 a 1981; de Leopoldo Calvo Sotelo (UCD) que permaneció tan sólo unos meses, entre febrero de 1981 y octubre de 1982, de Felipe González (PSOE), desde 1982 hasta 1996 y, a partir de este viernes, de José Luis Rodríguez Zapatero.

Alfredo Pérez Rubalcaba 1 Fotos

"Se abre una nueva etapa en la política española; estoy preparado"

Encuesta

¿Hace bien Zapatero en adelantar las elecciones?

Sí, la legislatura ya estaba agotada.
62,85 % (2480 votos)
No, debió cumplir su promesa de agotar el mandato.
19,94 % (787 votos)
Está bien el adelanto, pero no me gusta la fecha: 20-N
17,21 % (679 votos)
Encuesta

¿Quién ganará las elecciones del 20-N?

Mariano Rajoy.
43,94 % (6390 votos)
Alfredo Pérez Rubalcaba.
26,67 % (3878 votos)
Ninguno logrará mayoría absoluta.
29,4 % (4275 votos)