Logo del sitio

Las mujeres con menopausia prematura deben extremar el cuidado de su piel en verano

  • Deben extremar las precauciones porque estas mujeres presentan un envejecimiento cutáneo mucho más rápido.
  • Se recomienda tomar el sol moderadamente, fotoprotector, piel hidratada y agua.
  • Pero no hay que olvidar que el sol es una de las principales fuentes de vitamina D: 15 minutos al día son muy saludables.
Bañistas tomando el sol en la piscina del barrio del Pilar.
Bañistas tomando el sol en la piscina del barrio del Pilar.
ARCHIVO

Con el sol toda precaución es poca. Sus rayos son enemigos de nuestra piel y debemos ser conscientes siempre que estemos al sol. Pero más cuidado aún deben tener algunos grupos de riesgo, los bebés, niños pequeños, pero también las mujeres que tienen una menopausia prematura.

Según varios estudios, estas mujeres presentan un envejecimiento cutáneo más rápido y por ello, durante el verano, deben extremar las precauciones.

La Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM) recomienda a estas mujeres tomar el sol moderadamente y mantener la piel hidratada mediante fotoprotectores adecuados y la ingesta de agua, para evitar accelerar ese proceso.

"El síntoma más popular y más relacionado con esta etapa de la vida de la mujer son los sofocos, mientras que buena parte de la población desconoce que la disminución del colágeno en la piel a partir de los 45-50 años es debida a la deficiencia estrogénica provocada por la menopausia", explica la especialista en Ginecología y Obstetricia, la doctora Elena Ruiz Domingo.

Tomar el sol, tomar vitamina D

Durante la menopausia, la disminución de estrógenos en la mujer conlleva la pérdida de lípidos, agua y colágeno. "Por este motivo, la manifestación más visible de la piel durante la menopausia es su adelgazamiento y sequedad, de manera que la piel se vuelve más fina y transparente. Así, está más delgada porque disminuye la capa de colágeno y está más seca porque las glándulas sebáceas segregan menos sebo, unos cambios que conducen a una epidermis más rugosa, seca y dura", afirma la experta.

Según Ruiz, "el deterioro de la piel está condicionado por la exposición al sol y el tabaco, por lo que hay que mantener unos hábitos de vida saludables, con una alimentación rica en frutas, verduras, fibra, evitando el tabaco y haciendo ejercicio".

A pesar de todo, "no hay que olvidar que el sol es una de las principales fuentes de vitamina D, por lo que es muy beneficioso tomar el sol durante 15 minutos al día, tanto para la salud en general como para fortalecer los huesos", concluye la doctora.

Recomendaciones fundamentales frente al sol

  • Hay que tener cuidado y protegerse siempre que se esté expuesto al sol.
  • Debemos aplicar protector solar con factor de protección 30 o más, treinta minutos antes de la exposición y repetir cada dos horas.
  • No debemos exponer al sol a los menores de seis meses de edad.
  • Hay que evitar la exposición solar entre las 12 y las 16 horas.
  • Descarta el bronceado artificial porque puede tener efectos irreversibles en la piel.
  • Una vez al año visita al dermatólogo, a ser posible después de verano, porque normalmente el melanoma se hace más evidente.

Pese a que los mensajes de precaución se multiplican con la llegada del verano, pese a que una y otra vez se recuerdan los peligros de los rayos ultravioletas del sol para la piel, 6 de cada 10 españoles no se protege adecuadamente de los rayos solares.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento