La Policía desaloja a los 'indignados' de Neptuno y les impide acercarse al Congreso

La Policía Nacional desaloja a varios 'indignados' de las inmediaciones del Congreso de los Diputados en mayo de 2011.
La Policía Nacional desaloja a varios 'indignados' de las inmediaciones del Congreso de los Diputados en mayo de 2011.
Juan M. Espinosa / EFE

La Policía ha acordonado los alrededores del Congreso y ha impedido a un pequeño grupo de 'indignados' que se acercaran a la Cámara, donde esta mañana se ha celebrado un pleno extraordinario, en el que el jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha informado de la última reunión del eurogrupo.

Los jóvenes manifestantes habían intentado a primera hora de la mañana subir hacia el Congreso de los Diputados, por la Carrera de San Jerónimo, desde la plaza de Neptuno, pero el fuerte dispositivo de seguridad, a cargo de agentes de las Unidades de Intervención Policial (UIP), les ha ido desplazando.

Cuando iba a comenzar la sesión plenaria, cuyo inicio estaba previsto para las 10.30 horas, unos veinte o treinta 'indignados' permanecían confinados por la Policía en un lateral de la Carrera de San Jerónimo, en uno de los costados de Museo Thyseen.

El tráfico ha estado cortado en toda la zona, donde se colocaron vallas para impedir el acceso de vehículos, hay numerosas furgonetas policiales que custodian el entorno y los policías conminan a los viandantes a no circular por el lateral donde está la fachada de la Cámara Baja, aunque sí pueden hacerlo por la acera de enfrente.

Propuestas para un cambio

Los 'indignados' también han conseguido entregar en el Congreso un documento de siete folios, en el que recogen sus propuestas para cambiar el sistema político y económico, al que culpan de las actuales condiciones de vida de la población. El escrito reúne las quejas y protestas recogidas durante la marcha que han recorrido más de trescientos pueblos de toda España el último mes.

En el texto, dividido en varios apartados, los miembros del Movimiento 15-M denuncian la corrupción y la falta de democracia, la falta de transparencia política y económica, el caciquismo y la ausencia de participación ciudadana.

Los problemas agrarios y ganaderos también tienen un apartado en el documento para llamar la atención sobre el pago al agricultor por debajo del coste de producción y censurar la imposición de cultivos por parte de la Unión Europea y las multinacionales o el uso de productos químicos, muchos de ellos altamente contaminantes.

También lamentan la precariedad de los servicios públicos, la falta de servicios médicos en los núcleos pequeños de población, el cierre de escuelas, la carencia de centros culturales y bibliotecas o el mal estado de las carreteras. Otras de sus reivindicaciones se refieren a los problemas medioambientales derivados de la mala gestión de los residuos y la contaminación y la destrucción de acuíferos y cuencas fluviales.

Igualmente, expresan su preocupación por el alto índice de paro, la deslocalización de la industria hacia los núcleos urbanos y las dificultades de acceso a la vivienda. Los "indignados" concluyen diciendo a los diputados que el sistema político y económico actual es el culpable del "deterioro" de las condiciones de vida de la población en España y en el resto del mundo por lo que creen que "es necesario el cambio".

Ha sido el portavoz de IU en el Congreso, Gaspar Llamazares, quien ha entregado en mano al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, este documento del Movimiento 15-M, definiéndose como un "mero cartero" que hacía entrega al presidente de dicho documento, sin la intención de obtener por ello rédito político y "sin intención de representar más de lo que representa IU-ICV". El presidente informaba este miércoles en el Congreso de los acuerdos de la cumbre de la Eurogrupo el jueves pasado.

Desalojo de los acampados

Además, agentes de la Policía Nacional han desalojado este miércoles por la mañana al medio centenar de personas que continuaban acampadas entre la plaza de Neptuno y el paseo del Prado, muy cerca del Congreso de los Diputados, y que llevaban tres días pasando la noche con sus tiendas de campaña, desde que se celebró la Marcha Popular de Indignados en Madrid.

Según ha informado un portavoz de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, el desalojo se ha producido "sin incidentes", y la operación se ha iniciado a las 7.30 horas de esta mañana después de que este  martes, estos mismos acampados cortaran el tráfico en este punto.

Hasta el lugar también se ha desplazado los dispositivos de limpieza del Ayuntamiento de Madrid para limpiar la zona, que hasta hace unas horas permanecía con tiendas de campaña y carpas que habían montado los "indignados" como campamento.

En total, el SAMUR ha atendido a once personas, todas ellas con contusiones leves, según ha informado un portavoz de este servicio de asistencia madrileño. Los atendidos, cuatro policías y siete 'indignados', han sido dados de alta en el lugar, a excepción de un agente y un manifestante, que han sido trasladados a un hospital en Madrid para que les hicieran sendas radiografías de la mano, ha asegurado la misma fuente.

Los "indignados" han elevado el número de heridos a treinta, y algunos de sus portavoces han explicado que no han sido atendidos en el puesto del SAMUR en el lugar sino que han optado por desplazarse a centros hospitalarios para ser atendidos de las contusiones que aseguran haber sufrido como consecuencia de la acción policial.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento