Los túneles de la M-30.
Acceso a la M-30. JORGE PARÍS

Ocurre a diario. Despistes, pérdidas de ruta y, a veces, incluso accidentes de circulación. En la región hay al menos una veintena de carreteras con paneles de dirección de tráfico que aturden al conductor, tal y como denuncian Automovilistas Europeos Asociados (AEA), el Real Automóvil Club de Cataluña ( RACC) y la Asociación Unificada de la Guardia Civil. Están, sobre todo, en vías secundarias, pero también en siete grandes carreteras como la M-30, M-40, la M-50, la A-1, la A-2, la A-4 o la M-506.

Son la causa silenciosa de muchos accidentes"Nuestra exigencia de cambiar estos distintivos no es caprichosa. Son la causa silenciosa de muchos accidentes. Aproximadamente entre el 5 y el 10% de los siniestros en carretera podrían evitarse con unos indicadores más claros", asegura Mario Arnaldo, presidente de AEA. En lo que va de año se han producido 45 muertes por siniestro en las carreteras de la región, según datos de la DGT.

"Un indicador de tráfico debe cumplir ciertas características, como claridad, sencillez o uniformidad. Y esto no siempre se da", afirma Luis Puerto, responsable técnico del RACC. Entre estas señalizaciones liosas hay casos como la ausencia de carteles indicadores (por ejemplo, en la M-959 –enValdemorillo– agentes de tráfico llevan tiempo denunciando la falta absoluta de señales) o un exceso de información que provoca estrés en el conductor que debe elegir un camino en pocos segundos.

Muchas de estas señales coinciden con tramos de concentración de accidentesTambién se dan situaciones de postes mal colocados, deteriorados o camuflados tras la vegetación. Este último ejemplo ocurre en diversos tramos de la M-625 (carretera de ColmenarViejo a Navalafuente), provocando algunos atropellos, según la Benemérita. Muchas de estas señales coinciden incluso con algunos de los 26 tramos de concentración de accidentes (puntos de carretera en los que se ha detectado una mayor siniestralidad) que el Ministerio de Fomento tiene repartidos por la región. Es lo que pasa en el kilómetro 50 de la A-4, donde, como afirman algunos agentes de tráfico, podrían prevenirse muchos accidentes con la simple instalación de un radar y su correspondiente señal.

100.000 conductores al día

También se han detectado problemas similares en grandes carreteras como la M-50, por donde circula una media diaria de 101.805 vehículos, según la DGT. Aquí hay un tramo de 10 kilómetros entre Fuenlabrada y Pinto "mal señalizado y con muchos baches", según expertos de Autofácil. Precisamente este domingo, en este tramo un hombre moría atrapado en su coche, que ardió tras chocar contra una mediana.

El kilómetro 12 de la A-4 también muestra un exceso de señalización debido a la confluencia de los desvíos de la M-40, la M-30, la M-45 y avenida de Andalucía. Lo mismo le ocurre al intervalo de carretera de la M-506 (una de las carreteras dependientes de la Comunidad más transitadas, con 59.979 conductores diarios) comprendido entre la A-42 yMóstoles, sobre todo a la altura de Moraleja de Enmedio.

Las grandes ciudades tampoco se libran. En Majadahonda, por ejemplo, en una rotonda cercana a la estación de Cercanías hay tal abuso de carteles que algunos conductores se ven obligados a detenerse para leerlos.

Consulta aquí más noticias de Madrid.