Vigilia por las víctimas de Noruega
Miembros de la comunidad noruega en Sidney, Australia, celebran una vigilia en memoria de las víctimas de los atentados de Noruega. Dean Lewins / Efe

Anders Behring Breivik, el autor confeso de los atentados de Oslo, ha solicitado comparecer ante el juez este lunes en una audiencia pública que se celebraría en la capital noruega, con el fin de "explicar las razones" que le llevaron a perpetrar la mayor matanza cometida en Noruega desde la II Guerra Mundial, según reveló su abogado, Geir Lippestad.

Quiere un juicio abierto para poder ser escuchado,
para que los periodistas que no le hicieron caso tengan que escribir ahora sobre sus ideas
De acuerdo con la confesión que realizó tras ser detenido, Behring Breivik, un extremista islamófobo y antimarxista, mató el viernes a al menos 76 personas en dos atentados coordinados, pimero en Oslo y, dos horas después, en el campamento de las juventudes socialdemócratas de la isla de Utøya, a unos 40 kilómetros de la capital noruega.

Su deseo de comparecer ante el juez ha despertado el rechazo de expertos y miembros de la Policía, quienes, según informa el diario The New York Times, temen que el presunto homicida aproveche la oportunidad para tratar de propagar sus ideas.

Su ideología, contenida en un manifiesto de 1.500 páginas que está estudiando la Policía para tratar de determinar el "móvil real" de los ataques, más allá de las declaraciones del propio Behring, gira en torno a la base de que el marxismo ha destruido Europa desde la II Guerra Mundial, y de que el islam está socavando los cimientos de la Europa cristiana.

En su escrito, Anders Behring explica cómo preparó durante meses el doble ataque, y plagia párrafos enteros del manifiesto de Unabomber, Theodore Kaczynski, un matemático estadounidense que sembró el pánico en EE UU al enviar cartas bomba a varias universidades y sedes públicas entre los años 1978 y 1995. Behring se limita a sustituir algunas palabras, para adecuar el texto a su ideología antislamista, antimulticulturalidad y ultraderechista.

El mejor castigo, no dejarle hablar

Según declara al New York Times la politóloga noruega Hedda Felin, ofrecer a Anders Behring una plataforma pública desde la que poder exponer sus ideas "supone más un premio que un castigo".

De hecho, el propio Behring señala en su manifiesto que estaba considerando la idea de asesinar a algunos importantes periodistas de Noruega porque no escuchaban sus "argumentos".

La Policía noruega podría solicitar este lunes prolongar la detención de Anders Behring durante al menos cuatro semanas"Quiere un juicio abierto para poder ser escuchado, para que ahora los periodistas tengan que escribir sobre sus ideas", añade Felin: "El verdadero castigo sería no escribir sobre él ni una palabra".

La Policía noruega podría solicitar este lunes prolongar la detención de Anders Behring durante al menos cuatro semanas, bajo cargos de terrorismo, antes de que la Fiscalía presente cargos formales contra él.

Los representantes policiales han anunciado que desean "mantener un diálogo abierto" sobre el caso, pero que no revelarán detalles, ya que se considerán pruebas para el desarrollo de la investigación. En relación al manifiesto publicado por el autor confeso de los atentados, las autoridades noruegas han rechazado pronunciarse sobre su contenido.

Por otra parte, la Policía ha confirmado que la sentencia máxima que podría recibir Behring Breivik es de 21 años de prisión, y ha revelado que el detenido está cooperando.