Adiós a la última planta azucarera de Europa
Imágenes como la de la fotografía, en la que un obrero recoge caña de azúcar, desaparecerán del paisaje de la costa granadina. Rafael Marchante
Hoy comienza la última zafra de la Azucarera del Guadalfeo con la previsión de que este año se molturen unas 35.000 toneladas de caña, que producirán unos tres millones de kilos de azúcar.

De esta forma se despide un cultivo milenario de la costa granadina y 145 años de historia en esta fábrica situada en Salobreña, la única del sector ubicada en Europa que se mantenía a flote.

Los orígenes de la Azucarera del Guadalfeo se remontan a la iniciativa de un emprendedor granadino, Joaquín Agrela y Moreno, quien vio posibilidad de negocio en la instalación de unos molinos para molturar la caña de azúcar. Así, que con la ayuda de sus hijos, a principios de 1860 logró traer de Inglaterra el material necesario y montar la fábrica.

El negocio, conocido como Azucarera de Salobreña Nuestra Señora del Rosario,  era tan próspero que incluso se creó una banca que emitió billetes con este nombre.

Más de un siglo después, la baja rentabilidad de la caña junto a otras causas como la falta de suelo para cultivo, la caída de los precios y la nueva Organización Común de Mercado del azúcar  comenzaron a hacer mella en el sector, que en la actualidad está concentrado sólo en el litoral granadino con 300 hectáreas.

El responsable de la azucarera, Joaquín Martín, afirma que la clausura de la industria «era la crónica de un cierre anunciado desde hace mucho tiempo» y que, aunque la empresa mantendrá su actividad durante unos años en la destilería, han decidido reorientar su estrategia hacia la acuicultura (piscifactorías). Con ellos desaparece el azúcar de la costa.

Historia

Nacimiento: La fábrica se crea en 1860 con material traído de Inglaterra.

Moneda: Llegó a ser tan importante que creó una banca y emitió billetes con su nombre.

Producción: La azucarera granadina produce azúcar blanca y morena, melazas y alcohol.

Futuro: La firma se decanta por la acuicultura.