TMB alerta de los carteristas en los vagones con una nueva megafonía

  • Los maquinistas denuncian que los ladrones les agreden.
  • Y que la violencia y las amenazas se están incrementando.
Varios viajeros a punto de subir al metro de Barcelona.
Varios viajeros a punto de subir al metro de Barcelona.
EFE

Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) ha puesto en marcha un nuevo mensaje grabado que pueden reproducir los maquinistas del metro y en los que se alerta de la presencia de ladrones, en castellano, catalán, inglés y japonés. La medida llega en medio de la ofensiva policial y ciudadana contra los carteristas.

Con resignación y sentido común. Así es como actúan los conductores de metro en su día a día, cuando ven que entran carteristas en su convoy o que alguien comete un acto incívico en los vagones. En situaciones como éstas, el protocolo de las compañías de transporte es claro: llamar al Centro de Control desde donde se gestiona la seguridad.

"Intentamos avisar a seguridad, hay quien toca el claxon del tren o quien, incluso, avisa por la megafonía interior de los vagones", explica a 20 minutos Baptista Silané, portavoz de CCOO en el comité de empresa de TMB. José Ángel Ciércoles, de CGT, coincide con su compañero y lamenta: "A veces somos meros espectadores. Podemos detectar un grupo sospechoso de carteristas, pero ellos son varios y yo, sólo uno".

Muchos de los maquinistas temen encararse a los malhechores por las amenazas que, según ambos, van a más. "Cuando les reprendes, ahora son más agresivos", afirma Baptista. Mientras que Ciércoles explica el caso extremo de una compañera que precisó de protección para poder realizar su trabajo tras plantar cara a unos incívicos.

En este sentido, Ciércoles reclama la presencia de patrullas en el suburbano. "Como espacio público debe tener la misma protección que en la calle", justifica. Fuentes de TMB aseguran que, hasta ahora, los chóferes del metro podían alertar a los pasajeros de la presencia de algún carterista siempre "a título personal" por megafonía, algo que, consideran, puede ser peligroso porque el caco les puede reconocer.

En Ferrocarrils de la Generalitat (FGC) el protocolo es más estricto. El conductor debe avisar a seguridad. "Desde allí se decidirá qué tipo de servicio se envía porque verán la magnitud del suceso", concretan fuentes de la compañía. Pero recientemente, la intervención de maquinistas ha evitado dos robos y otro caso de exhibicionismo en el tren. Con todo, según el portavoz de CCOO en FGC, Jaume Rius, "raramente" se encuentran en situaciones así. "Vamos cerrados, no vemos lo que pasa detrás", concluye.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento