Un hombre británico de 19 años se ha precipitado esta mañana de un segundo piso de los apartamentos Verdemar, en Santa Ponça, Calvià, y como consecuencia de la caída ha sufrido varias contusiones si bien no ha perdido el conocimiento en ningún momento y su estado no es grave, según han informado fuentes del 061 a Europa Press.

Aunque desde que ha comenzado el verano son varios los jóvenes extranjeros que, bajo los efectos del alcohol, se han precipitado accidentalmente o intencionadamente del balcón del hotel en el que están alojados, este caso de joven precipitado no responde, a primera vista, al mismo patrón.

Fuentes de los apartamentos Verdemar han informado a Europa Press que el británico, Ros C., tras caer contra el suelo ha relatado a los responsables del establecimiento que padece sonambulismo, y que se encontraba en su habitación durmiendo segundos antes de caer. Desde el establecimiento han corroborado esta versión y han asegurado que el estado del turista no era de embriaguez.

Una ambulancia del 061 ha trasladado al joven a Son Espases sin que se tema por su vida. Al lugar del suceso también han acudido efectivos de la Guardia Civil y Policía Local.