El president de la Generalitat, Francisco Camps, será juzgado por un delito de cohecho impropio ante un tribunal popular, junto a otros exaltos cargos del Gobierno autonómico y exdirigentes del PPCV, por haber recibido supuestamente regalos de la 'trama Gürtel'. El juicio podría tener lugar en noviembre.

Así lo ha decidido el magistrado del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana José Flors, instructor del proceso conocido como "causa de los trajes", quien ha decretado la apertura de juicio oral al apreciar indicios de que la red corrupta supuestamente pagó unas prendas de vestir adquiridas por el president y el resto de imputados.

La resolución de Flors, que no es recurrible, se conoce tres días después de que se celebrara la vista previa para resolver si procedía la apertura de juicio oral, en la que la Fiscalía Anticorrupción y la acusación popular, ejercida por el PSPV, pidieron que Camps fuera juzgado, y la defensa pidió el archivo.

Junto a Camps, serán juzgados el exvicepresidente del Gobierno valenciano Víctor Campos, el exsecretario general del PPCV y actual miembro de la dirección del grupo popular en Les Corts Ricardo Costa y el exjefe de gabinete de la Conselleria de Turismo Rafael Betoret, según dicta la resolución, contra la que no cabe recurso.

El Gobierno valenciano apoya a Camps

El Gobierno valenciano no comparte el auto de apertura de juicio oral contra el president y reivindica que Camps cuenta con un apoyo "total", "cerrado" e "incondicional" de su ejecutivo.

Así lo ha expresado la portavoz del Gobierno valenciano, Dolores Johnson, en la rueda de prensa posterior a la reunión de los viernes del ejecutivo autonómico, en la que también ha asegurado que los valencianos, que en las elecciones del pasado 22 de mayo dieron su apoyo mayoritario al proyecto del PP valenciano, tampoco comparten la decisión judicial.

Preguntada sobre si se puede presidir una comunidad autónoma sentado en el banquillo de los acusados, Johnson ha asegurado que se puede presidir una comunidad cuando mayoritariamente los ciudadanos han respaldado el proyecto presentado a los electores, y ha añadido: "nada cambia políticamente" en la posición del PP nacional tras este auto de apertura de juicio oral.