Con un salario medio de 15.562 euros en la franja de edad de entre 18 y 34 años y un precio medio de la vivienda de 1.510 euros por metro cuadrado, el esfuerzo que deben realizar estos jóvenes es del 46% de la renta individual o del 35% si hacen la compra en pareja.

No obstante, por la inferioridad de salarios -13.150 euros frente a 17.975 euros-, el esfuerzo que deben realizar las mujeres supera al de los hombres en un 7%.

El esfuerzo que deben realizar las mujeres supera al de los hombres en un 7%
Del estudio se desprende que la posibilidad de adquirir la primera vivienda se sitúa como media a la edad de 32 años, ya que tan sólo el 2% de los jóvenes de entre 18 y 24 años de la población española total se decide a comprar una casa frente al 42% de los de la franja de entre 25 y 29 años o el 59% de entre 30 y 34 años.


El precio medio de la vivienda en España ha crecido durante los últimos años con tasas anuales superiores al 17% y las comunidades más caras son Madrid (2.639 euros por metro cuadrado), País Vasco (2.474) y Cataluña (2.320), superando en un 50% la media nacional.

En cambio, las más baratas son Extremadura (961 euros por metros cuadrado), Galicia (1.222) y Castilla-La Mancha (1.314).
El tamaño de la vivienda que se pueden permitir los jóvenes en España no supera una superficie útil de 85 metros cuadrados
Aunque se prevé en los próximos años un ritmo menor de crecimiento de la demanda nacional de vivienda y se espera en 2006 un incremento del precio del 8,6%, frente al 17,5% en 2004 y el 12,3% de 2005, el tamaño de la vivienda que se pueden permitir los jóvenes en España en estas circunstancias no supera una superficie útil media de 85 metros cuadrados.

El esfuerzo financiero que realizan los jóvenes para adquirir su primera vivienda está condicionado no sólo por sus ingresos o rentas y el precio de la vivienda, sino también por la variabilidad de los tipos de interés y el plazo de amortización del préstamo hipotecario.

El préstamo hipotecario tipo para adquirir una vivienda en España ronda el 80% del valor de tasación, unos 145.000 euros, y el plazo medio de amortización es de 25 años, mientras que el tipo de interés más utilizado es el variable (97%).

NOTICIAS RELACIONADAS