Tunick en Barcelona
7.000 personas posaron para Tunick en Barcelona en 2003 (Foto: Reuters) Reuters

El artista neoyorquino adelantó el jueves a los medios de comunicación algunos de sus planes para la que será su segunda experiencia "nudista" en España, tras la de Barcelona de 2003, en que logró que 7.000 personas posasen para él en la falda de la montaña de Montjuic.

En 2003, logró que 7.000 personas posaran para él en Barcelona
Tunick, que estaría "encantado" de tener a Madrid como escenario de una de sus instalaciones si fuera invitado por algún museo o institución cultural de esa ciudad, prefiere trabajar en San Sebastián con luz y no con sombras y por ello ha decidido convocar a sus modelos a las ocho de la mañana, dos horas más tarde de lo previsto inicialmente.

Normalmente suele captar tres fotografías en este tipo de sesiones, y algunas veces cinco, pero en este caso dependerá de la respuesta del grupo de voluntarios pues, como sospecha cierta timidez en los donostiarras, quizá opte por dos, aunque sí todo va bien podría tomar hasta cuatro.

Tunick explicó que su pretensión es que, aunque saque imágenes del exterior, el trabajo se desarrolle básicamente en el interior del Kursaal, en las escaleras y con la cubierta translúcida de los cubos como fondo.

"Me gustaría lograr una especie de reunión de fantasía para la gente que está desconectada del mundo exterior y que necesita un espacio interior como el que vamos a crear para encontrarse.

Me gustaría lograr una especie de reunión de fantasía

  Un lugar que no existe en el año 2006, que habrá que esperar a 2050 para ver algo similar", dijo.

El fotógrafo estadounidense, cuyos últimos trabajos se pueden ver ahora en el Akureyri Art Museum de Islandia y en la bienal de La Habana, busca con los grupos pequeños de gente desnuda al "individuo dentro de la masa", aunque en ningún caso que la atención quede centrada en una persona concreta.

Por eso, pide a los famosos que se abstengan de participar en sus instalaciones, tanto en las más como en las menos concurridas, para evitar que sean el foco de atención, como ocurriría, según comentó, si la actriz Drew Barrymore se sentara entre sus voluntarios.

Tunick disfruta tanto con sus grandes montajes como con los de grupos más reducidos y aseguró que, de hecho, una de las experiencias "más interesantes" fue cuando fotografió en Santa María da Feira (Portugal) a 300 personas desnudas, un número similar al que se espera pasado mañana en el Kursaal de San Sebastián.

La Fundación Centro Ordóñez Falcón de Fotografía (COFF), entidad que con el apoyo de la Diputación de Guipúzcoa, el Ayuntamiento y patrocinadores privados, ha hecho posible este acontecimiento cultural, trabaja ya para que el próximo año San Sebastián acoja una muestra de la obra de Tunick, algo que no disgustará al artista teniendo en cuenta que hoy ha afirmado que la mejor forma de "experimentar" su trabajo es viéndolo en una exposición.

Hace un mes, el fotógrafo consiguió reunir a cientos de venezolanos en pleno centro de Caracas.

                       NOTICIAS RELACIONADAS