Vetan una campaña en la EMT a favor del uso del condón

  • Un grupo católico había puesto una campaña publicitaria a favor del uso del condón coincidiendo con la visita del Papa el próximo mes de agosto.
  • La adjudicataria de la publicidad en los buses municipales cree que los anuncios pueden resultar ofensivos y herir la sensibilidad de parte de la población.
Uno de los carteles que se iban a insertar en los autobuses.
Uno de los carteles que se iban a insertar en los autobuses.
Catholics for Choice

Una chica abraza por detrás a un chico. Todo indica que son pareja. Su sonrisa y su mirada de enamorados les delatan. Además, son católicos. Creen en Dios y, para ellos, el sexo es sagrado. Pero, en contra de lo que propugna la jerarquía eclesiástica, también creen en el uso del condón: "Los buenos católicos y católicas usan condones", se lee debajo de ellos.

Esta imagen y estos textos iban a recorrer la capital en agosto, durante la visita del Papa. Formaban parte de una campaña publicitaria que la asociación estadounidense Catholics for Choice (Católicos por Elección) quería colocar en los buses de la EMT. Pero la empresa que tiene adjudicada la gestión de los anuncios en los buses municipales (Publimedia) ha vetado la campaña. El motivo que esgrimen: "El contenido podría resultar ofensivo y herir la sensibilidad de una parte significativa de la población", según dice Publimedia en un comunicado.

A favor de gays y aborto

Los miembros de Catholics for Choice se presentan a sí mismos en su web como "parte de la gran mayoría de fieles en la Iglesia Católica que están en desacuerdo con los dictados del Vaticano en asuntos relacionados con sexo, matrimonio, vida familiar y maternidad". Estos católicos reformistas defienden la despenalización del aborto, la tolerancia de la homosexualidad y la aceptación del preservativo como medio para evitar la transmisión de enfermedades.

La asociación decidió insertar anuncios en favor del condón en la capital en agosto, aprovechando que la visita del Papa atraerá a centenares de miles de católicos, el público objetivo de su campaña. Los soportes serían los autobuses de la EMT y vallas publicitarias en el aeropuerto de Barajas. La empresa de creatividad que trabaja con Catholics for Choice diseñó los carteles y propuso la difusión del mensaje a Publimedia, la empresa privada que gestiona, mediante concesión administrativa, la inserción de publicidad en los vehículos de la EMT.

Los directivos de la empresa, después de valorar el contenido, decidieron su "inadmisión", según un portavoz de la compañía. "Es una prerrogativa que Publimedia tiene reconocida en sus contratos con los organismos públicos cuando se trate de contenidos que puedan resultar ofensivos", explican dichas fuentes. La empresa ya ha utilizado esta cláusula en varias ocasiones para vetar anuncios en los buses. Mientras, el área municipal de Medio Ambiente y Movilidad (dirigido por Ana Botella y del cual depende la EMT) se desvincula de la decisión: "Nosotros no decidimos sobre el contenido de las publicidades. Tienen sus propias normas".

Una ninfómana y autobuses ateos

No es la primera vez que la publicidad de los autobuses se envuelve en polémica. En 2008 se vetó el cartel de la película Diario de una ninfómana, donde una mujer se metía la mano en las bragas. En 2009, se desató una 'guerra' entre buses con publicidad de ateos y de católicos. Y en 2010, aparecieron anuncios de la marcha antiabortista.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento