Aviones de Iberia
Aviones de Iberia, aparcados en la T4 del aeropuerto de Madrid-Barajas. Kote Rodrigo/ EFE

Un vuelo de Air Europa que cubría el trayecto Madrid-Tenerife Norte tuvo que regresar este domingo al aeropuerto de Barajas después de que se organizara un "gran alboroto" a bordo, porque un pasajero agredió a otro y le clavó un bolígrafo en la cara. Según han informado este lunes fuentes aeroportuarias, el avión había despegado de Barajas a las 08.45 horas de este domingo y regresó a las 09.30 horas después del incidente.

Las fuentes detallaron que el pasajero, que fue detenido por agentes de la Guardia Civil cuando el avión regresó a Barajas, clavó un bolígrafo en el pómulo de otro viajero por lo que se originó un "gran alboroto". En el avión viajaba un agente del Cuerpo Nacional de Policía y un policía local de Madrid, que trataron de restablecer el orden y tranquilizar al agresor, que no depuso su actitud violenta.

El avión despegó de Barajas a las 08.45 de este domingo y regresó a las 09.30, después del incidente El agresor tampoco varió su comportamiento cuando fue desalojado del avión, ya que propinó varios empujones a los agentes que acudieron a hacerse cargo de él en el aeropuerto madrileño, por lo que fue detenido. El detenido, un ciudadano español de 49 años, fue trasladado a un hospital madrileño, donde quedó ingresado para que le hicieran una evaluación psicológica.

El avión volvió a partir hacía Tenerife Norte a las 10.20 horas del domingo después de que se solucionara el incidente. Por otra parte, fuentes aeroportuarias comentaron que el aeropuerto de Barajas activó este domingo en dos ocasiones la alerta local, ante el regreso de dos vuelos con problemas técnicos.

Uno de ellos era de la compañía Air Europa y se dirigía a Menorca, cuando tuvo que regresar por problemas en el filtro de combustible. La otra aeronave era de la compañía Iberia, iba a París y regresó a Madrid por una supuesta avería en los frenos, según las fuentes

Consulta aquí más noticias de Madrid.