Prodi, este miércoles en Roma  (Foto: Reuters)
Prodi, este miércoles en Roma (Foto: Reuters) Reuters
Los primeros resultados ya apuntaban la victoria de la coalición de centro-izquierda

Filtraciones a la prensa habían adelantado la decisión del Supremo durante las primeras horas de la tarde.

Se confirma lo esperado tras los comicios

Los primeros resultados ya apuntaban que la coalición de centro-izquierda La Unión de Romano Prodi se había impuesto por muy poco -25.000 votos- a la coalición La Casa de la Libertad del primer ministro, Silvio Berlusconi, que llevaba cinco años en el poder.

Berlusconi se negaba a admitir su derrota, argumentando que ha habido una serie de irregularidades generalizadas, y había dicho que esperaba que las comprobaciones sobre un cierto número de votos den la vuelta a estos resultados.

Berlusconi no me ha llamado

'Il cavaliere' sigue en sus trece de no reconocer públicamente su derrota electoral y no se ha puesto en contacto con Prodi para felicitarle por su victoria.

"Berlusconi no me ha llamado", declaró Prodi.

El martes, los aliados de Berlusconi pidieron a la Corte que no acelerase la comprobación de los votos y que dé un veredicto 'más allá de toda duda razonable'.

En cualquier caso, el ministerio ya había advertido la semana pasada de que el número de votos dudosos no son suficientes para cambiar el resultado.

"Ya no hay dudas sobre la victoria"

Tras conocer el dictamen del Supremo, Romano Prodi aseguró que no quedan "más dudas" sobre su victoria y subrayó que quien vence "tiene el derecho y deber de gobernar".

"Finalmente ha terminado la cuestión electoral", añadió satisfecho.

Berlusconi no ha felicitado a Prodi por su victoria

Por su parte, Silvio Berlusconi, que aún no le ha llamado para felicitarle, evitó hacer cualquier tipo de declaración.

Sin embargo, algunos de sus colaboradores echaron jarros de agua fría al anuncio del Supremo al exigir controles suplementarios de los votos y seguir en su 'erre que erre' de no reconocer la victoria de Prodi.

Según algunos observadores, el centro derecha se ha mostrado dividido, pues mientras Giulio Tremonti, brazo derecho de Berlusconi, insistía en no aceptar los resultados, el líder democristiano y aliado de Lorenzo Cesa, reconoció el triunfo de Prodi y le deseó "buen trabajo"

     NOTICIAS RELACIONADAS