Santiago Carrillo
Santiago Carrillo, en imagen de archivo. ARCHIVO

El histórico dirigente comunista Santiago Carrillo ha señalado este viernes que el Movimiento 15-M supone el inicio de una "segunda transición" en España que convertirá la democracia "en algo mucho más dinámico" y "más apreciable".

En su intervención en el curso "Los políticos ante la opinión pública" que la Asociación de Periodistas Parlamentarios organiza en los cursos de verano de la Universidad Rey Juan Carlos, Carrillo ha señalado que es "un movimiento apartidista pero no apolítico" que no ha hecho más que empezar porque "las circunstancias van a obligar a salir a la calle" no sólo a los jóvenes sino a "todas las generaciones".

El Movimiento 15-M puede ser la base de un cambio profundo en España El exsecretario general del PCE ha agregado que el Movimiento 15-M va a desarrollarse y "puede ser la base de un cambio profundo en España" y el surgimiento de una "nueva izquierda", más "moderna", y "puede que hasta una nueva derecha", "más laica", "más democrática" y "más civilizada". Ha pronosticado que el 15-M no se convertirá al final en un partido político y ha dicho que no cree "que haya que acercarse a él pensando en utilizarlo".

El histórico dirigente comunista ha repasado los motivos que, a su juicio, han provocado el nacimiento de este movimiento social y, en ese sentido, se ha referido a una corrupción que "no es exclusiva" de la clase política, sino que se extendió a toda la sociedad, "incluso en las capas más modestas", cuando los "neoconservadores" y "neoliberales" tomaron las riendas de la política europea.

Ha explicado que los Gobiernos de los países europeos están desarrollando una política "orientada única y exclusivamente a recapitalizar la banca, a arañar todos los dineros del Estado, de los ciudadanos, hasta el último céntimo, para entregárselos a la banca".

Así, ha aseverado que los signos de recuperación en países como Alemania o Estados Unidos indican que no es sólida mientras que, en los países menos ricos de Europa, "se crean situaciones de verdadera desesperación" que "no han hecho más que empezar".

Carrillo cree que es "posible" otra democracia más participativa Carrillo ha criticado "el poder fáctico" de las entidades financieras, que es más fuerte que el de los Ejércitos y el de cualquier otro existente, hasta el punto de que "controlan la política y a los políticos en gran medida" y consigue convencerles "de que lo primero son los bancos".

"En el fondo, ese poder fáctico es incompatible, cada vez más, con un sistema auténticamente democrático", ha sentenciado el histórico dirigente comunista, para quien ése es el motivo por el que los políticos "están desacreditados" ante la sociedad. Carrillo se ha mostrado "convencido de que, a medio plazo, la calle en una serie de países europeos se va a transformar en un lugar donde va a decidirse el rumbo de estas sociedades".

"Las dos Españas"

En el caso de España, ha explicado que la crispación de la última legislatura le hizo recordar la situación "de las dos Españas" que se vivió en 1936 pese a que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero llevó a cabo una política de izquierdas.

Sin embargo, en la segunda legislatura Zapatero "ha cambiado radicalmente su política y se ha puesto a hacer la política de la UE, la política de los bancos", sin dar "una explicación". En ese contexto ha explicado el nacimiento del Movimiento del 15 de mayo que, ha dicho, cree que es "posible" otra democracia más participativa y "totalmente incorruptible con un poder fáctico como el poder financiero".