350.000 españoles desconocen que padecen hepatitis C

  • Más de la mitad de los 700.000 españoles afectados por hepatitis C desconocen que padecen la enfermedad, según un estudio presentado este viernes.
  • Ello impide aplicar los nuevos tratamientos médicos, que permiten curar la infección en una fase inicial hasta en un 80% de los casos.
Pruebas diagnósticas en el hospital Vall d'Hebrón.
Pruebas diagnósticas en el hospital Vall d'Hebrón.
ARCHIVO

Un estudio apunta que más de la mitad de los 700.000 españoles afectados por hepatitis C desconocen que padecen la enfermedad, algo que impide que se beneficien de los resultados de los nuevos tratamientos médicos, que curan la infección en una fase inicial hasta en un 80% de los casos.

El Estudio Nacional de Aproximación a la hepatitis C a través de Expertos (ENLAHCE), que pretende profundizar en la situación actual de esta patología en España, ha sido presentado este viernes en Jerez de la Frontera (Cádiz) por Rafael Esteban, del Servicio de Hepatología del Hospital Vall d'Hebrón de Barcelona, y Manuel Romero, jefe de la unidad Médico-Quirúrgica de Enfermedades Digestivas del hospital Nuestra Señora de Valme de Sevilla.

Ambos han participado en la elaboración de este informe que ha recabado información de cincuenta hepatólogos especialistas, cincuenta autoridades sanitarias de las distintas comunidades autónomas y 45 pacientes de todo el país, con el ánimo de elevar recomendaciones a la administración. El informe recuerda que la hepatitis C constituye "un serio problema de salud pública", y que, que según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud, 170 millones de personas de todo el mundo la padecen.

En España, se estima que la patología afecta a entre el 1% y el 2,6% de la población total, un porcentaje que en números absolutos se calcula en torno a las 700.000 españoles. El estudio, que indica que el número de andaluces afectados es de 170.000, alerta de que más de un 50% de los afectados españoles desconoce que padece la enfermedad, ya que "no da síntomas" hasta años después, cuando ya la enfermedad ha afectado gravemente al hígado y es más difícil de tratar.

La importancia de un diagnóstico precoz

Por eso, según ha explicado Rafael Esteban, los autores del informe quieren recomendar a las autoridades sanitarias que los médicos de asistencia primaria realicen analíticas al respecto a todas las personas con algún factor de riesgo, como es haber tenido una transfusión sanguínea antes de 1991, haber padecido una manipulación quirúrgica, haber consumido drogas o haberse practicado tatuajes o piercings sin los controles adecuados.

Lo importante, asegura este especialista, es que la enfermedad "se detecte a tiempo" y que "la gente sepa que es entonces cuando se puede curar", ya que "en este momento" hay tratamientos que están siendo efectivos "en el 50 por ciento de los casos" y ya existen nuevos medicamentos que lo curan "en el 80 por ciento" de los casos. Sin embargo, según ha apuntado Manuel Romero, en los últimos años se está experimentando un aumento de morbilidad por hepatitis C, especialmente en la población mayor de los sesenta años, debido a que los síntomas de la enfermedad pueden incluso aparecer décadas después de haberse producido la infección.

La hepatitis C tiene los ratios más altos de morbilidad y mortalidad de las enfermedades infecciosas hasta ahora descubiertas, después del VIH/SIDA. Su virus, el VHC, está directamente relacionado con el desarrollo de un 75% de los casos de cáncer de hígado. El 80 % de las infecciones crónicas evolucionan hacia hepatopatía crónica, y entre un diez y un veinte por ciento, hacia una cirrosis hepática, que puede aparece después de 15 a 40 años de la infección.

Manuel Romero explica que este estudio, una aproximación "pionera" en el estudio de la situación de la enfermedad en España, hace patente "la necesidad de destinar más recursos para que la incidencia de la patología vaya remitiendo".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento