Durante las dos horas y media de entrevista con Ibarretxe en la sede de Lehendakaritza, los representantes de Batasuna Arnaldo Otegi, Pernando Barrena y Juan José Petrikorena apostaron porque la mesa de partidos proceda a realizar "una verificación democrática entre todos y en todo Euskal Herria" para comprobar que se respetará lo que los vascos decidan.

La verificación democrática consiste en saber si vamos a ser capaces de construir la convivencia política

  "La verificación democrática consiste en saber si vamos a ser capaces, mediante un acuerdo plural, en todo Euskal Herria, mediante un acuerdo entre distintos, de construir la convivencia política a futuro de este país sobre la premisa de que lo que decide este país y los ciudadanos va a ser respetado", señaló.

A su juicio, "el primer objetivo de ese diálogo multipartito es construir una primera base sólida, un cimiento sólido a través de un acuerdo que hable sobre la metodología, los principios, los compromisos de la mesa de resolución".

La actitud de la Ertzaintza 

 En declaraciones posteriores al encuentro, Otegi explicó que ha mostrado al lehendakari la preocupación de Batasuna por la actitud mantenida por la Ertzaintza en los últimos tiempos, que, en su opinión, no contribuye a crear un clima de confianza y sí de crispación.

Otegi mostró al lehendakari la preocupación de Batasuna por la actitud de la Ertzaintza ultimamente
Por ello, pidió que se acabe "con urgencia" con actitudes como la detención en Bilbao por parte de la Policía autonómica de dos personas por su presunta vinculación con ETA, tras el anuncio del alto el fuego permanente, así como "los seguimientos y filmaciones" de actos de la izquierda abertzale.

Zapatero

Sobre la confirmación por José Luis Rodríguez Zapatero de que el alto el fuego de ETA es real y se extiende a todos los colectivos, afirmó que no dispone de los informes policiales que están en manos del presidente del Gobierno, pero señaló que no le sorprende "en absoluto" que diga que "es un alto el fuego consistente".

En cuanto a la posibilidad de que su partido cambie de siglas para eludir la ilegalización, Arnaldo Otegi animó al Estado "a que cambie de instancias judiciales".

Con esta reunión, el máximo representante del Gobierno vasco cierra la ronda de contactos que mantuvo con todos los partidos vascos, a excepción del PP, durante la última semana del pasado mes de marzo, tras el anuncio del alto el fuego permanente por parte de ETA.

Aunque la intención del lehendakari era haber celebrado la entrevista con Batasuna antes del encuentro que mantuvo el 4 de abril en La Moncloa con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, la reunión se pospuso tras el encarcelamiento de Arnaldo Otegi por orden del juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska, que exigió el pago de 250.000 euros de fianza para ponerle en libertad.

            NOTICIAS RELACIONADAS