The Beach Boys
Los Beach Boys : Bruce Johnston y Mike Love (con gorra), en el centro. Veranos de la Villa

Mike Love es un superviviente. Quizá una de las estrellas que mejor responden al socorrido calificativo de leyenda viva. A sus 70 años sigue radiante de energía –según él, gracias a la meditación trascendental que aprendió del gurú Maharishi Mahesh Yogui, que también guió a los Beatles– y se ha hecho cargo de las voces de The Beach Boys en ausencia de Brian Wilson, quien fuera su compositor y vocalista.

Ver a los Beach Boys hoy es algo parecido a un viaje en el tiempo. ¿El repertorio de cada noche va más allá del repaso a todos los grandes hits de antaño? En gran parte, en eso consiste. La gente viene a oír las canciones que conoce. Esa es mi filosofía: no hay que defraudar al público. Como no podía ser de otra manera, tocamos Good Vibrations, Would’nt it be nice, Surfin USA..., pero siempre hay hueco para canciones menos conocidas de nuestra discografía. Temas que complementan muy bien con otros y que para nosotros son igualmente especiales.

Están a punto de cumplirse 50 años de la edición de Surfin, su primer álbum. Aquellas canciones han envejecido bien... Lanzamos Surfin en 1961, pero tuvo un éxito moderado. Fue un año después, con Surfin Safari y Surfin USA, cuando alcanzamos el éxito. Es una bendición ver que hoy en día nuestras canciones siguen sonando en radio, cine, anuncios de televisión... Mi hija vino un día y me dijo que Would’nt it be nice era la canción preferida de toda su clase. ¡Y se había grabado 40 años antes!

Aquellas primeras canciones hablaban fundamentalmente de chicas, sol, playa y surf. ¿Surfeaban los Beach Boys? Yo sí . Bueno, por lo menos lo intentaba (risas). Es un gran deporte, y su práctica es muy compleja. Le tengo muchísimo respeto.

Pero se mantiene en forma... ¿Cuánto le debe a la meditación trascendental del Maharishi Mahesh Yogui? Si no hubiera hecho meditación, probablemente hubiera caído en el alcohol o en las drogas. Me ayuda a aguantar cientos de conciertos al año y sobre todo, a disfrutarlos. Me mantiene la mente clara.

En los Beach Boys actuales, muchos echarán de menos la voz y la figura de Brian Wilson. ¿Cómo se apaña con las voces? ¡Muy bien! Afortunadamente participé con él en la composición de muchas canciones, así que me son totalmente familiares.

La relación con Brian Wilson es excelente. Hablamos muy a menudo Sin embargo, tuvieron una agria disputa legal cuando él publicó SMiLE [el famoso disco de los Beach Boys que nunca llegó a ver la luz] con otros músicos... Bueno, creo que es difícil igualar la calidad vocal de los Beach Boys originales, pero él quiso hacerlo así. En todo caso, en breve verán la luz las grabaciones originales, lo que creo que será muy interesante para los fans, que podrán sacar sus propias conclusiones.

¿Cómo es actualmente su relación con Brian Wilson? Excelente. De hecho, hablamos muy a menudo y hemos trabajado juntos en algunas canciones.

Últimamente se ha hablado mucho de la posibilidad de que vuelvan a juntarse con él... Sería muy satisfactorio, porque sus habilidades y las mías siempre fueron totalmente compatibles. Él domina más la parte musical, y yo la lírica y conceptual. No hay nada planeado aún, pero es muy posible.

Muchos piensan que los Beach Boys hicieron las mejores melodías de la historia. ¿Lo cree? Creo que nuestras armonías eran las mejores. Mucha gente puede hacer grandes melodías, que sean pegadizas y cantarlas muy bien, pero nuestras armonías eran totalmente distintivas. Brian Wilson era un genio estructurando canciones, creando progresiones de coros, arreglos...

Hubo un tiempo en el que rivalizaron con los Beatles. Se ha escrito mucho sobre aquella rivalidad. ¿Se ha exagerado? Es cierto que existía, pero era una rivalidad amistosa, de mutua admiración. En una ocasión, Bruce Johnston –quien ingresó en los Beach Boys en 1965– fue a Inglaterra y le puso las maquetas de Pet Sounds a Paul McCartney y John Lennon. Ellos estuvieron expuestos al disco antes de que saliera, y les influyó de cara al lanzamiento, poco después de Sgt. Peppers. Es curioso, porque ambos fueron escogidos como los dos mejores discos de todos los tiempos por la revista Rolling Stone.

Me imagino que a Brian y a usted les hubiera gustado estar en el primer lugar de esa lista, en vez de en el segundo... ¡Desde luego que sí! ¡Exijo un recuento de votos! (carcajada). No, no. Es una broma.

En la cresta de ola

Los hermanos Brian, Dennis y Carl Wilson (estos dos últimos, ya fallecidos) formaron, junto a Al Jardine y Mike Love, los Beach Boys en la ciudad de Hawthorne (California) en 1961. Revolucionaron la música estadounidense con su mezcla de sonidos del surf y el pop, sus preciosistas arreglos y sus inconfundibles armonías vocales, en las que cantaban al amor, las playas y el verano. En 1966 publicaron Pet Sounds, aclamado unánimemente como uno de los discos más importantes del siglo xx.

  • The Beach Boys tocarán el próximo día 15 en Madrid en el marco de los Veranos de la Villa.