Alejandro Sanz
Alejandro Sanz. Ana Martinez / Reuters

A pesar de que compartir públicamente sus opiniones en Twitter le ha reportado en ocasiones algún disgusto, Alejandro Sanz sigue utilizando esa red social para manifestar su parecer sobre temas de actualidad. Algunos de ellos tan polémicos como el caso SGAE o el canon digital.

Para el cantante, lo ocurrido con la Sociedad General de Autores y Editores, investigada por malversación de fondos y administración fraudulenta, es "escandaloso". Incluso afirma su "casi" seguridad de que dicha entidad ha sustraído dinero que pertenece a los artistas: "Hombre, que nos han robado es "casi" un hecho", indicaba este miércoles en su perfil social, "si se demuestran los hechos, sería el mayor acto de piratería de la historia", añadía antes de indicar que se siente avergonzado y  utilizado.

Que la SGAE nos ha robado es casi un hecho Pero lo que más ha sorprendido a los usuarios es que Sanz, habitualmente aférrimo defensor de los derechos de los autores y muy combativo con cualquier tema que huela a piratería, haya cuestionado la validez del canon digital: "El canon es indiscriminado e injusto", le espeta un tuitero en un momento, a lo que él contesta: "Llevas razón, aunque mañana me cueste una bronca".

Por último, ha reconocido que dicha tasa debe ser "revisada sin duda". Esta opinión camina en la misma línea que la que hace unos días facilitaba la secretaria de Política Internacional del PSOE, Elena Valenciano, quien aunque negó que el Gobierno tuviera intención de suprimir el canon, sí estaba buscando una nueva "fórmula" que respetara tanto los derechos de los creadores como los de los usuarios.

"Si alguien ha metido mano a la caja tiene que pagar"

Sin embargo, Sanz no ha sido el único en expresar su opinión tras los últimos hechos. El cantante de Seguridad Social, José Manuel Casañ, ha señalado este miércoles que "si alguien ha metido mano a la caja tiene que pagar". En una entrevista, el líder de la popular banda de rock ha considerado "muy triste" que esto haya ocurrido en un momento en el que "la SGAE está siendo vilipendiada por muchos sectores".

"Si hay alguien que ha metido la mano -ha añadido-, que pague con una multa o vaya a la cárcel". Autor desde hace más de treinta años, Casañ no ha querido olvidar que la sociedad que hasta ahora presidía Bautista "tiene cosas buenas y lleva a cabo una labor positiva", como las ayudas que presta a familias de músicos con problemas económicos.