Silvio Berlusconi y Giulio Tremonti
El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, y el ministro de Economía, Giulio Tremonti. Remo Casilli / REUTERS

El Gobierno italiano que preside Silvio Berlusconi aprobó este jueves en Consejo de Ministros un nuevo plan trienal de ajuste por valor de 47.000 millones de euros, que tiene como uno de sus principales objetivos lograr el equilibrio presupuestario para 2014.

Berlusconi destacó que en el programa aprobado existen "medidas ponderadas" El plan fue aprobado tras una reunión de más de cuatro horas, que sufrió un parón técnico para analizar algunos detalles sobre las intervenciones en el ámbito político del programa.

Tras la reunión, los encargados de presentar el plan fueron Berlusconi y el ministro de Economía, Giulio Tremonti, principal artífice de este ajuste, que sucede al promovido el pasado año por un valor de 25.100 millones. Durante la comparecencia ninguno de los dos políticos dio datos precisos sobre el valor total de esta intervención y se limitaron a hacer hincapié en la importancia de lograr el equilibrio presupuestario.

Berlusconi destacó que en el programa aprobado existen "medidas ponderadas" y que están abiertos a discutir su contenido durante el debate parlamentario del decreto, aunque apuntó que lo más probable es que  sea sometido a una cuestión de confianza en el Parlamento.

Cuatro ejes

El plan de ajuste consta de cuatro ejes: la contención de los costes de la política; medidas de generales de contención del gasto; disposiciones en materia de entradas tributarias y medidas para apoyar el desarrollo.

Berlusconi y Tremonti destacaron que a partir de la próxima legislatura se equipararán los costes de la política italiana a los baremos europeos, en alusión a los salarios de los parlamentarios, que actualmente perciben alrededor de 13.700 euros mensuales. El ministro de Economía se refirió a limitaciones en el uso de aviones oficiales a los altos cargos del Estado y en el uso y características de los coches oficiales. Berlusconi, por su parte, quiso resaltar la unidad del Gobierno en la elaboración del plan.