Problemas informáticos retrasan miles de consultas en Madrid

  • Médicos y pacientes denuncian los continuos fallos del nuevo sistema de ordenadores de Sanidad.
  • Hay 10.000 afectados a la semana en la región.
Consulta del médico
Consulta del médico
ARCHIVO

Una cita médica que se retrasa, la transcripción de una receta que tarda más de la cuenta, cancelaciones de análisis, vacunaciones y curas... Problemas como estos son los que cerca de 10.000 madrileños se encuentran cada semana en los centros de salud de la región. Y no se debe a ningún fallo humano. El culpable es el nuevo sistema informático implantado con la llegada del Área Única y la libre elección de médico en octubre, según el Colegio de Médicos, UGT, la Asociación el Defensor del Paciente y la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública.

El sistema, AP-Madrid, comenzó a desarrollarse hace nueve meses y, de momento, se ha establecido en el 40% de los centros de salud. "Se dijo que se implantaría en la totalidad de los centros el año pasado y que mejoraría la burocracia que lleva consigo el Área Única. Pero ha sido un desastre", afirma Marciano Sánchez-Bayle, portavoz de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública. Según esta asociación, cerca de 10.000 pacientes (el 10% de las 100.000 consultas que hay a la semana en estos centros) se ven afectados semanalmente por los fallos del nuevo programa: lentitud, pérdidas de datos... "Al principio daba más contratiempos, cerca de uno al día. Ahora se ha solucionado algo, pero todas las semanas se dan al menos dos problemas. Hay desde cuelgues puntuales de apenas cinco minutos hasta jornadas enteras en las que no se puede acceder a la base de datos o al historial médico", apostilla Sánchez-Bayle.

Críticas de médicos

El propio Colegio de Médicos ha manifestado su preocupación: "Los profesionales pierden demasiadas horas pendientes de la aplicación informática. Un simple fallo de la impresora puede hacer que se pierda muchísimo tiempo en recetar un Voltarén para una rotura de tobillo, o que no sepas qué medicamentos dar a un enfermo crónico", explica Miguel Ángel Sánchez, vocal del Colegio. Según el Boletín Oficial de la Comunidad del 23 de septiembre de 2009 y del 7 de abril de 2006, aplicar esta nueva herramienta costó 8,7 millones de euros. Su principal inconveniente viene de su conexión a Internet, que provoca cuelgues, cosa que no pasaba con el anterior programa. "Los pacientes se quejan, pero no formalmente. No debería ser así. Tendrían que alzar la voz", afirma Carmen Flores, portavoz de la Asociación el Defensor del Paciente.

El Servicio Madrileño de Salud reconoce que al principio este programa dio fallos, pero que ahora «no hay caídas relevantes» y que muchos de estos retrasos se deben a "la dinámica de adaptación por parte de los médicos".

Una hora sin citas para vacunarse

En la red de centros de Madrid Salud (dependientes del Ayuntamiento de la capital) no se han registrado problemas de tipo informático, aunque ayer por la mañana una avería eléctrica provocó la caída de todo el sistema de ordenadores del centro de vacunación internacional de la calle Montesa (Salamanca). Pasó una hora hasta que pudo reponerse, provocando decenas de retrasos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento