Belloch pide que el jurado emita un nuevo informe sin criterios políticos sobre San Sebastián

  • Remitirá su propuesta a las otras 4 ciudades afectadas por si se desean sumarse.
  • Considera que la contribución al proceso de paz en el País Vasco no debe influir.
  • Uno de los integrantes del comité de selección niega que la designación responda a criterios políticos y asegura que pudieron elegir con libertad.
  • San Sebastián es elegida Capital Europea de la Cultura 2016.
El alcalde electo de Zaragoza, Juan Alberto Belloch.
El alcalde electo de Zaragoza, Juan Alberto Belloch.
ARCHIVO

El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, va a pedir al Ministerio de Cultura que devuelva el informe del jurado sobre la designación de San Sebastián como Capital Europea de la Cultura 2016, para que vuelva a tomar una decisión que no emita valoraciones políticas.

En una rueda de prensa tras presidir una reunión del Gobierno de la ciudad, Belloch ha informado de que elaborará un documento con la propuesta que remitirá a las otras cuatro ciudades "afectadas": Córdoba, Segovia, Burgos y Las Palmas de Gran Canaria, por si se suman a sus planteamientos.

A juicio del alcalde, el jurado encargado de la selección de las ciudades "incumplió" la orden ministerial que marca los criterios por los que debe regirse y en los que "no se habla en ningún caso" de cuestiones políticas.

Razones políticas

Según Belloch, el presidente del comité de selección, Manfred Gaulhofer, mencionó "explícitamente" que la razón por la que se elegía a San Sebastián estaba basada en la contribución que podría suponer la capitalidad europea al "proceso" de paz en el País Vasco.

El alcalde va a proponer al Ministerio de Cultura que no tramite el expediente y devuelva el informe a los miembros del jurado para que vuelvan a realizar una nueva evaluación en la que excluyan el criterio político de "favorecer o no el proceso de paz".

Belloch ha asegurado estar dispuesto a "llegar hasta el final", porque, aunque ahora no cabe la impugnación, en el caso de que el Ministerio de Cultura rechace la propuesta se abre un acto administrativo que se puede recurrir ante los tribunales.

La razón es porque, al margen de que "estos señores no tienen por qué entrometerse en cuestiones de política española", cree que se trata de una decisión equivocada, ya que "no es verdad" que la capitalidad cultural vaya a contribuir al proceso de paz sino que va a perjudicarla, ha añadido.

Además de "intentar frenar esto", va a proponer a los alcaldes de las otras cuatro candidatas continuar con el programa y crear una red que permita intercambiar experiencias y colaborar en la ejecución de los proyectos culturales, en el caso de que no se modifique la decisión del jurado.

Perjudicar el proceso de paz

En el caso de que el jurado emita un veredicto sin argumentos políticos y vuelva a ganar San Sebastián, no habría, según Belloch, razones jurídicas para oponerse, ni para continuar con el proceso que pretende poner en marcha con las otras ciudades candidatas.

Belloch ve "lógico" el respaldo que hay en el País Vasco a la candidatura de San Sebastián pero ha insistido en que mezclar la capitalidad con el proceso de paz es un "error" y supone el "desprestigio" de una institución como la Capital Europea de la Cultura.

"Una cosa es la cultura de la paz como valor" y otra el proceso de paz, que significa, ha apuntado, contribuir de manera efectiva a acabar con el terrorismo en el país vasco, a lo que "no puede ayudar" y está fuera de los criterios conforme a los cuales debe realizarse la valoración.

El alcalde tampoco teme que se enturbien las relaciones con Donosti con la que, ha aseverado, "no voy a ser una persona simpática", en alusión al Gobierno de Bildu que ahora la gestiona.

Libertad para elegir

Uno de los integrantes del comité de selección de la Capitalidad Cultural Europea, el salmantino Enrique Cabero, ha defendido este miércoles la libertad con la que sus integrantes han elegido a San Sebastián y ha negado que su designación responda a "criterios políticos".

" El que fue coordinador de la Capitalidad Cultural Europea de "Salamanca 2002" ha insistido en que "en ningún momento el comité ha seguido criterios políticos" para tomar la decisión, sino que sus deliberaciones se han basado "en las normas y las bases de la convocatoria".

Cabero ha asegurado que "el debate se ha desarrollado como debe ser" en el seno del comité, ya que se han analizado cada uno de los proyectos culturales de las candidaturas, "sin presión política por ninguna parte".

Con la intención de mantener su compromiso de confidencialidad sobre las deliberaciones del comité de selección, Cabero ha declinado referirse a las votaciones y se ha remitido a las palabras pronunciadas por el presidente de este grupo de expertos, Manfred Gaulhofer, quien explicó que la elección de la capital guipuzcoana fue "por mayoría".

No obstante, al ser preguntado por los recuentos que han surgido de fuentes de candidaturas que no han sido seleccionadas, Cabero ha aportado un dato: que en la deliberación final únicamente participaron doce personas, con lo que un resultado de votos que sume trece "no es posible".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento