John Galliano
Fotografía de archivo que muestra al modisto británico John Galliano. Maya Vidon / EFE

El británico Bill Gaytten ha sido nombrado nuevo director creativo de la firma de moda John Galliano, de la que su fundador fue despedido esta primavera y está sometido a juicio por presuntas injurias racistas y antisemitas.

Un comunicado de esa casa de costura difundido por la revista Vogue indica que el nuevo representante, que estudió arquitectura en la londinense Bartlett School of Architecture, entró a trabajar en John Galliano hace veintitrés años.

Gaytten firmó este viernes el desfile de la colección masculina para la temporada primavera-verano de 2012, en el que evocó la escena artística londinense de la década de los sesenta, y estará a partir de ahora al frente de todas las líneas.

El diseñador fue nombrado de facto este viernes tras haber salido a saludar al término de ese desfile, y presentará su primera colección femenina el próximo mes de septiembre en París, durante la celebración de la Semana de la Moda. Este miércoles se celebró en la capital francesa el juicio contra Galliano por presuntas injurias antisemitas y racistas, que provocaron su despido tanto de la casa Christian Dior como de su propia compañía, propiedad al 90% de Dior Coûture, empresa gestionada a su vez por el grupo francés LVMH.

El pasado febrero una pareja le denunció por haber recibido ese tipo de insultos en la terraza del bar La Perle, en el barrio parisino del Marais, y a esa primera denuncia se unió pronto una segunda de una mujer que dijo haber sido agredida de manera similar el pasado octubre en ese mismo bar. La firma Christian Dior, que en un principio suspendió a Galliano de sus funciones como director artístico, inició los trámites de su despido al día siguiente de que el diario británico The Sun divulgase por internet un vídeo en el que el modisto, totalmente ebrio, decía adorar a Hitler y elogiaba sus prácticas nazis. Un mes y medio más tarde, Galliano, de 50 años, fue despedido además de la compañía que lleva su propio nombre, por decisión de su consejo de administración.

En el juicio, que quedó visto para sentencia para el próximo 8 de septiembre, Galliano pidió disculpas por lo ocurrido, pero dijo no recordar los hechos que se le reprochan por haberse encontrado entonces bajo los efectos de una mezcla de alcohol y pastillas.