No obstante, la juez ha decidido mantener la imputación para los cuatro supuestos inductores del asesinato, entre los que se encuentra el exalcalde polopino, y sucesor de Ponsoda, Juan Cano. En relación con ellos, la causa seguirá tramitándose.

Las tres personas para las que se ha archivado la causa, de manera provisional, son dos ciudadanos checos —a los que se les imputaban los delitos de asesinato y tenencia ilícita de armas— y un español, al que se le imputaba un delito de asesinato, todos ellos detenidos en noviembre de 2009.

Juan Cano fue arrestado por la Guardia Civil en noviembre de 2009, en su casa, de madrugada. El exedil se declaró inocente de la muerte de su predecesor en su declaración en el juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Villajoyosa, en febrero de 2010, durante más de siete horas.

Alejandro Ponsoda falleció el 27 de octubre de 2007, días después de haber sido tiroteado en la puerta de su domicilio. Después del suceso, pasaron dos años de total incertidumbre sobre los hechos, sin ninguna novedad, hasta que el 5 de noviembre de 2009 fue detenido en Albatera (Alicante) el primero de los siete presuntos implicados en la muerte del primer edil.

Consulta aquí más noticias de Alicante.