Cañada Real Galiana
Supuestamente viven en la Cañada entre 25.000 y 40.000 personas. Archivo

Trescientas personas han paralizado este lunes el derribo de dos viviendas en la Cañada Real, tras hora y media de negociaciones con los funcionarios del Ayuntamiento, mientras que otra tercera vivienda fue derribada, según fuentes municipales.

El abogado Javier Rubio ha señalado que los funcionarios municipales acudieron sobre las nueve de la mañana con una grúa de demolición y escolta de Policía municipal y se retiraron hora y media más tarde sin llevar a cabo el derribo de las dos viviendas. Por su parte, fuentes municipales han indicado que los funcionarios se retiraron al no encontrarse acompañados por fuerzas antidisturbios.

Las viviendas amenzadas de derribo se encuentran en la parcela 65 del sector 6 de la Cañada Real y, se da la circunstancia de que mientras para una de ellas existe resolución judicial que ampara la entrada de los funcionarios, para la otra no existe este documento, según el abogado.

Así, a los inquilinos de la segunda vivienda no les habían notificado la demolición y se encontraban en "clara indefensión jurídica", según el abogado, y los funcionarios municipales "ejecutando un acto presuntamente basado en desvío de poder y fraude de ley". Con anterioridad, sobre las siete de la mañana, también en el sector 6 de la Cañada Real Galiana, se inició la demolición de otra de las viviendas.

Consulta aquí más noticias de Madrid.