'El círculo'
Una captura de pantalla del programa 'El Círculo', de Telemadrid. TELEMADRID

Durante el repaso a la prensa que realiza la periodista María López en el espacio informativo matinal El círculo, de Telemadrid, se puso en duda el supuesto espíritu pacifista del movimiento 15-M ilustrándolo con fotografías pertenecientes a los disturbios ocurridos durante las protestas en Grecia, como denunciaba salvemostelemadrid.es.

Durante el análisis de la prensa, la periodista quiso analizar el ideario del movimiento 15-M para poner de manifiesto las supuestas contradicciones de los "indignados". Respecto al pacifismo, se mostraba en una pantalla el siguiente texto: "EL IDEARIO DE LOS "INDIGNADOS". Somos pacifistas. No a la guerra."

En las imágenes se ven banderas de Grecia y letras en alfabeto griego A continuación, María López afirmaba "Pues vean algunas de las instantáneas que podemos ver hoy en el diario El Mundo. Están armados con palos y como ven muy pacifistas, muy pacifistas... sin palabras, juzguen ustedes mismos".

El problema es que las imágenes que se muestran, procedentes de la versión digital del citado diario (donde están correctamente atribuidas), pertenecen a los disturbios ocurridos el día anterior en Grecia, durante las protestas por las reformas del gobierno de ese país.

En las imágenes se puede ver a los manifestantes portando banderas de Grecia, a los policías vestidos de marrón y con escudos en los que pone "Policía" en caracteres del alfabeto griego.

La plataforma Salvemos Telemadrid aseguraba en su web que el objetivo de la pieza era "cargar contra los manifestantes para desprestigiarles ante la sociedad y como no encontró fotos de Barcelona en las que la violencia fuera suficientemente expresa utilizó las de los enfrentamientos en Grecia".

Fuentes de la cadena han asegurado a 20minutos.es que se trató de un error, por el que quieren pedir disculpas y que rectificarán el lunes en 'El círculo'. Sin embargo, esas fuentes aseguran que la polémica en torno a las imágenes es gratuita, ya que "el fondo de la información no cambia", puesto que los hechos ocurridos frente al Parlamento Catalán son "equiparables en nivel de violencia" a los ocurridos en Grecia.