La Unión Europea acuerda suspender la ayuda y los contactos con el Gobierno de Hamás

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea acordaron el lunes congelar la ayuda directa al gobierno palestino de Hamás y suspender los contactos políticos con sus miembros.
Un miembro enmascarado de las las Brigadas de los Mártires de Al-aqsa, en una manifestación hoy en Cisjordania.
Un miembro enmascarado de las las Brigadas de los Mártires de Al-aqsa, en una manifestación hoy en Cisjordania.
Abed Omar Qusini/REUTERS

La presidenta en ejercicio del Consejo de la UE, la ministra austríaca Ursula Plassnik, anunció ambas decisiones al término de un Consejo en el que los Veinticinco constataron que las nuevas autoridades palestinas siguen sin aceptar los requisitos puestos por el Cuarteto.

Horas antes de que el Consejo llegara a esa decisión, el alto representante de la UE para la Política Exterior y de Seguridad Común, Javier Solana, dijo que la Unión Europea seguirá apoyando al pueblo palestino, aunque subrayó que la ayuda directa al Gobierno radical de Hamás no es posible.

"Vamos a seguir apoyando al pueblo palestino, no les abandonaremos; ayer, hoy y mañana tendrán nuestro respaldo", señaló Solana, que también asistía en Luxemburgo a una reunión de ministros de Asuntos Exteriores de la UE.

"Es difícil tratar con el Gobierno (palestino) si no cambia de rumbo", declaró Solana, quien recalcó que "la vida no va a ser como antes".

La vida no va a ser como antes

Solana recordó las tres exigencias del Cuarteto para Oriente Medio (la UE, EEUU, Rusia y la ONU) a Hamás de que renuncie a la violencia, reconozca a Israel y acepte los acuerdos de paz de anteriores gobiernos.

Ampliación del concepto de ayuda humanitaria

Por su parte, la comisaria europea de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner, propuso antes de la reunión, para compensar lo que se consideraba una suspensión casi segura de la ayuda europea, que se hiciera una interpretación más amplia de la ayuda humanitaria para que incluyera hospitales, agua, y educación entre otras cosas, según fuentes de la UE.

El ministro de Asuntos Exteriores británico, Jack Straw, subrayó  que la UE "no desea castigar al pueblo palestino por la decisión que hizo libremente de elegir un Gobierno dominado por Hamás".

"Pero Hamás debe reconocer que al ser elegido democráticamente tiene responsabilidades como todos los demócratas y debe renunciar a la violencia", añadió.

Straw reconoció las dificultades a las que se enfrenta la UE en la actualidad en los Territorios Palestinos y dijo que "por ello los donantes bilaterales dentro de la UE, incluyendo el Reino Unido, buscan nuevas rutas para la entrega de fondos, con el fin de que los palestinos de la calle no se vean perjudicados".

La UE es el principal donante de ayuda a los palestinos, con 500 millones de euros en 2005, la mitad de los cuales fueron en ayudas directas a la ANP.

NOTICIAS RELACIONADAS

Mostrar comentarios

Códigos Descuento