La portavoz del PP en el Parlament, Mabel Cabrer, ha remarcado este miércoles que el objetivo del próximo Govern será conseguir que la comunidad "vuelva a ser un referente nacional e internacional", si bien ha admitido que la situación que se va a encontrar el nuevo líder del Ejecutivo balear, José Ramón Bauzá, es "la peor situación económica interna" que ha hallado nunca un presidente entrante.

Durante su primera intervención en el pleno del Parlament como portavoz de su Grupo Popular, Cabrer ha lamentado que Bauzá vaya a tener que "hacer números" para comprobar si se pueden pagar las nóminas de los funcionarios, así como que vaya a padecer un "futuro lleno de dificultades" en el que no le van a conocer ni los denominados 100 días de gracia.

No obstante, ha asegurado que a Bauzá "le gustan" los retos y que su partido "se remangará para trabajar" porque la comunidad "no está para medias tintas". Asimismo, ha mostrado su "orgullo y agradecimiento" ante el hecho de que su grupo la haya escogido para ejercer la portavocía, precisamente en una legislatura con una tan amplia mayoría del PP. (

Habrá ampliación)