La Policía Nacional de Lorca ha detenido a dos personas, naturales y vecinas de la localidad, en una operación que ha culminado con la desmantelación de un punto negro de venta de droga al menudeo.

Durante la operación, se ha llevado a cabo un registro domiciliario en una vivienda particular donde se han intervenido 100 dosis de cocaína, 430 de hachís y 1 kilo de material utilizado para cortar la droga.

Así como 435 euros en efectivo, dos balanzas electrónicas de precisión, tres teléfonos móviles, cinco cuchillos de grandes dimensiones (armas prohibidas), dos spray de autodefensa, y un ordenador portátil.

Los detenidos han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia de Lorca, según han informado fuentes policiales en un comunicado.

Consulta aquí más noticias de Murcia.