La Xunta de Galicia exigirá a los nuevos centros comerciales de más de 2.500 metros cuadrados el cumplimiento de medidas especiales como la conformación de un estudio integral de movilidad hacia el centro, la disposición de plazas de aparcamiento y transporte público y la determinación de un plan de gestión y almacenamiento de residuos para obtener su autorización.

Así lo ha explicado este miércoles el conselleiro de Economía, Javier Guerra, que ha presentado el Decreto por el que se regula el procedimiento para la obtención de la Autorización Comercial Autonómica de los establecimientos comerciales de superficie igual o superior a los 2.500 metros cuadrados.

Según ha indicado Guerra, este decreto "pionero" permitirá "dar un paso más a favor" del "interés general" y la "racionalidad en la implantación de los establecimientos comerciales" en Galicia, preservando "el equilibrio con el comercio de proximidad" y con las "últimas novedades" en materia de protección ambiental, movilidad y respeto urbanístico.

"Es un paso adelante en la modernización", ha señalado Guerra, que ha asegurado que pondrá una "limitación" al "desarrollo excesivo y desequilibrado del comercio gallego". MEDIDAS

Entre las exigencias que este Decreto impondrá a los grandes centros comerciales está la adecuación de los proyectos a las directrices de ordenación del territorio así como la garantía de movilidad, circulación y accesibilidad.

En concreto, se exigirá un estudio integral de movilidad que señale el tráfico existente en hora punta diaria y semanal, analice el incremento de desplazamientos que generará el centro comercial y la capacidad de las infraestructuras y los medios de transporte para absorberlos e indique medidas de movilidad y ambientales previstas.

Además, será necesaria la existencia de autobuses hasta la zona, como mínimo cada hora, que conecten el establecimiento con los núcleos urbanos de su contorno, al tiempo que se obligará a disponer de una plaza de aparcamiento por cada 20 metros cuadrados de superficie útil de exposición y venta.

En el ámbito del medio ambiente, se exigirá la cualificación de eficiencia energética del proyecto mínima de letra B así como el compromiso de implantación del sistema de gestión ambiental EMAS en un plazo no superior a dos años.

La norma prevé también la existencia de un plan de gestión y almacenamiento de residuos, con indicación del personal dedicado a esta actividad, y la conformación de fórmulas alternativas para la reducción de los kilómetros de transporte de mercancías mediante, por ejemplo, la contratación de suministradores locales.

Punto de recarga para vehículos

Entre otras medidas, el Decreto incluye la instalación de un punto de recarga para vehículos eléctricos por cada 800 metros cuadrados de superficie útil, así como otras medidas ambientales como zonas verdes y pantallas acústicas.

En el ámbito laboral, se exigirá una memoria descriptiva del trabajo que se prevé crear, con indicación del personal total y de las modalidades de contratación.

Asimismo, los nuevos grandes centros comerciales tendrán que disponer también de una sala de lactancia y una ludoteca y/o guardería, al tiempo que se valorará la adopción de medidas de carácter social en la zona en la que se implantarán.

Finalmente, Javier Guerra ha asegurado que se tomará en cuenta la "aceptación de compromisos firmes en favor de los derechos de los consumidores y usuarios", tales como la adhesión al sistema arbitral de consumo y la incorporación de las nuevas tecnologías de la información.

Cambios en el proceso

Según ha explicado el conselleiro, también sufrirá modificaciones el procedimiento para la obtención de la Autorización Comercial Autonómica, con el objetivo de "mejorar su transparencia y publicidad".

En concreto, se incluirá un trámite de información pública con la publicación en el Diario Oficial de Galicia y en un diario de máxima difusión de la autorización, así como su publicidad en los municipios limítrofes al término municipal en el que esté proyectada la construcción.

Javier Guerra ha precisado que este decreto está disponible desde este miércoles en la página web de Economía y que los afectados disponen de 15 días para presentar sus alegaciones.

Crecimiento "descontrolado"

Aunque Javier Guerra ha rechazado que este decreto vaya a "dificultar" la implantación de nuevos grandes centros comerciales, si ha visto necesaria una "ordenación" de estos ante el "crecimiento descontrolado" que vivieron "en los cuatro años" del bipartito.

"Es necesario tener un equilibrio", ha indicado el conselleiro, al tiempo que ha recordado que entre 2005 y 2009 el crecimiento de centros comerciales en Galicia superó "cuatro veces" a la media estatal.

Finalmente, Javier Guerra ha confirmado que en la actualidad la Consellería de Economía está tramitando las solicitudes de seis nuevos centros comerciales —en Ferrol, Santiago, Oleiros, A Coruña, Vilanova y Lugo— afectados por la nueva normativa.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.