El Juzgado de lo Penal número 4 de Valladolid ha dejado hoy visto para sentencia el juicio celebrado contra una mujer con iniciales B.B. por un delito de homicidio por imprudencia cometido en abril de 2009, cuando atropelló mortalmente a un camionero en el Polígono de Argales de la capital.

Frente a las peticiones privativas de libertad por espacio de 3 y 4 años solicitadas por el Ministerio Fiscal y la acusación particular, respectivamente, e indemnizaciones, por el mismo orden, de 105.000 euros y una cantidad conforme a baremo, el letrado defensor de la conductora ha pedido un fallo absolutorio al considerar que la muerte del camionero murciano de 43 años J.J.C.C. se produjo por causas únicamente atribuibles a él, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Durante el juicio, la imputada, vecina de Tudela de Duero (Valladolid), recordó que el día de los hechos, sobre las 22.00 horas del 15 de abril de 2009, conducía su vehículo de regreso a su domicilio acompañada de su marido y dos hijas y a la altura del número 79 de la calle Fernández Ladreda, en el Polígono de Argales, no pudo evitar el impacto brutal contra un peatón que, según ha advertido, salió de improviso entre dos camiones e invadió la calzada.

El defensor de la procesada atribuyó al camionero la culpa exclusiva de su fallecimiento y se apoyó para ello en el atestado de la Policía Municipal que atestigua que la víctima cruzaba por un sitio indebido y en el hecho de que su patrocinaba no rebasó el límite de velocidad fijado en 50 kilómetros hora.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.