El consejero de Hacienda, Juan José Muñoz, ha presentado esta mañana un novedoso modelo estadístico que permite mostrar la realidad regional a partir del Marco Input-Output. La Rioja dispondrá de un sistema de contabilidad propia que ofrecerá cifras más homogéneas con las del resto de regiones y con los datos ofrecidos por las cuentas nacionales.

El fin último "es servir de base tanto a la elaboración de las Cuentas Regionales como al desarrollo de modelos económicos de simulación, proyección y de estudios relacionados con análisis sectoriales", según ha indicado Muñoz.

El consejero ha repasado las características de este modelo estadístico-contable, en el que están representadas todas las operaciones de producción y distribución en nuestra comunidad para un período determinado de tiempo. Para su realización se utiliza el Sistema Europeo de Cuentas Nacionales, Regionales y Trimestrales de la Unión Europea (SEC-95).

Se ha dividido la economía riojana en 64 ramas de productividad, lo que ha permitido estimar las relaciones intersectoriales y diferentes macromagnitudes relacionadas con las mismas. Así La Rioja se convierte en una de las comunidades más avanzadas en el análisis económico, de hecho, es la única comunidad que ha desarrollado la tabla Input-Output para 2008 y la primera que la aborda con la nueva clasificación económica CNAE-2009.

Este nuevo método de análisis, previsto en el Programa anual de Estadística 2010, comenzó hace un año y se encuentra en su fase final.

Se ha estructurado en tres fases. La primera ha consistido en una encuesta de consumos intermedios e inversión, dirigida a mil empresas.

En la segunda fase, se estimaron las operaciones relativas al marco Input-Output, y en la tercera fase se generaron los resultados del marco Input-Output.

El resultado del Marco Input-Output es una representación cuantificada de la economía riojana en un período de tiempo concreto, aproximadamente un año. Así se consigue estudiar la estructura de la economía riojana, la interdependencia entre ramas de actividad y las macromagnitudes.

Con ello, a partir de ahora, se podrán estudiar cambios estructurales en la economía, llevar a cabo análisis de productividad y se podrá comprender mejor el comportamiento de cualquier sector de la economía o simular cómo se comporta la demanda ante variaciones de los precios.

Principales resultados

Por otra parte, Muñoz ha dado a conocer datos sobre la economía regional, que según ha señalado generó en 2008, que es el año de estudio, un Producto Interior Bruto de 7.934,4 millones de euros, una producción de 15.025,2 millones de euros y consumos intermedios por valor de 7.719,3 millones de euros.

La estructura sectorial del PIB muestra que el sector que más contribuye a la renta regional es Servicios (52,6 por ciento), seguido de Industria (23,7 por ciento), Construcción (10,7 por ciento) y sector Agrario (5,0 por ciento).

La producción de mercado alcanza los 13.590 millones de euros, distribuidos en un 90,45 por ciento de bienes y servicios producidos y un 9,55 por ciento de economía de no mercado.

Respecto a la contribución al PIB, el consumo final de los hogares es el 51,1 por ciento; el de las Administraciones Públicas y otras instituciones el 18,5 por ciento; mientras que la formación bruta de capital significa el 36,7 por ciento.

Referido a las rentas generadas, la remuneración de asalariados supone el 42,94 por ciento del PIB, mientras que el excedente bruto de explotación es del 50,21 por ciento. Los impuestos netos sobre la producción y las importaciones representan el 6,85 por ciento.

El superávit comercial de nuestra economía exterior en 2008 fue de 331,3 millones de euros, lo que representa una tasa de cobertura del 135,8 por ciento. Las exportaciones ascendieron a 1.255,8 millones de euros y las importaciones alcanzaron los 924,4 millones de euros. Las relaciones comerciales exteriores de La Rioja se dirigen principalmente a países de la Unión Europea (exportaciones 75,65% e importaciones 69,51 por ciento), mientras que al resto de países se vende el 24,35 por ciento y se compra el 30,49 por ciento.

Las ramas que más destacan por su contribución al VAB son las actividades inmobiliarias, construcción de edificios, fabricación de bebidas y tabaco, servicios de comidas y bebidas, agricultura, actividades de construcción especializada y comercio al por menor, comercio al por mayor e intermediación y servicios financieros.

Los sectores más productivos son suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado, las actividades inmobiliarias y los servicios financieros.

En cuanto a la tasa del valor añadido destacan las ramas relacionadas con las actividades inmobiliarias y seguros y actividades auxiliares financieras.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.