El PSOE-A ha manifestado que no rechaza ningún debate ni discusión razonable, en el ámbito del consenso, sobre la mejora en el funcionamiento del sistema democrático, como puede ser la representatividad en el Parlamento, pero considera prioritario centrarse en las preocupaciones de los ciudadanos.

El portavoz del grupo socialista en el Parlamento, Mario Jiménez, ha querido dejar claro en rueda de prensa que las preocupaciones del PSOE "son las de los ciudadanos y no las de los partidos políticos".

Ha señalado que el PSOE-A siempre va a estar dispuesto a profundizar en la mejora del sistema democrático, si bien ha estimado que hay "elementos y cuestiones que están más en las preocupaciones de los ciudadanos" y otros en las preocupaciones de los partidos políticos. A los socialistas, según ha expresado, "nos mueven más las preocupaciones de los ciudadanos".

Mario Jiménez ha insistido en que el PSOE "no rechaza ningún debate ni discusión razonable, en el ámbito del consenso", que suponga profundizar en una mejora del sistema democrático.

Asimismo, el portavoz del grupo socialista ha aprovechado para poner de manifiesto que el Parlamento andaluz es el más austero de España en términos de retribuciones, de composición o de dietas y medios para los diputados.

En este sentido, ha estimado que cualquier debate sobre la austeridad, debe hacerse de manera "muy respetuosa" con una institución "austera" como el Parlamento andaluz.

Tras recordar que un diputado andaluz tiene tres meses de cesantía por cada legislatura, ha querido dejar claro que el PSOE no va a tener problema en debatir sobre profundizar en la austeridad, en la transparencia o en un funcionamiento más cercano a la ciudadanía del Parlamento, "pero sin bulos" y sin atacar "de manera malintencionada" a una institución cuyos diputados tienen las condiciones más austeras de las cámaras regionales.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.