El nuevo Ejecutivo municipal de Logroño, encabezado por la alcaldesa Cuca Gamarra, hará auditorías internas de todos los departamentos del Ayuntamiento logroñés, para conocer "la realidad" de la situación de Tesorería local, que, según ha afirmado este miércoles el portavoz del equipo de Gobierno, Miguel Sáinz, es "delicada".

En su primera rueda de prensa sobre los asuntos aprobados en Junta de Gobierno Local, Sáinz ha afirmado que, con estos informes, cuyo resultado se conocerá la próxima semana, "se intentará saber la situación económica real de cada unidad, los compromisos pendientes, y, lo más importante, cuánto dinero hay para poder atenderlos en su totalidad".

"Logroño no ha sido una ciudad bien administrada", ha recalcado Sáinz, quien ha reseñado que "el bipartito PSOE-PR llevó a cabo una gestión errática que nos ha dejado con las arcas municipales en situación se podría decir que alarmante y preocupante, con 8,7 millones de euros".

Esta cifra resultó del arqueo realizado el pasado sábado, tras la investidura de Gamarra como alcaldesa. En este sentido, el portavoz ha recordado que "hace cuatro años, se cedió un Ayuntamiento con 67,2 millones en Tesorería, y entonces les pareció poco; ahora, vamos a heredar 59 millones de euros menos".

A ello ha sumado que "por primera vez en la historia de Logroño, el bipartito se gastó el año pasado más dinero del que se disponía, por lo que se han tenido que cargar factura de 2010 al presupuesto de 2011", lo que ha requerido "un ajuste de 2,5 millones a la baja en el gasto corriente".

"Las consecuencias ya se empiezan a notar, con la posibilidad de tener dificultades para pagar a fin de año la Seguridad Social de los trabajadores, algo reconocido por el anterior Gobierno, o con problemas para mantener algunos servicios. Sin embargo, tenemos seis meses para rectificar la situación y no pasar apuros", ha dicho.

Sáinz ha asegurado que "no se va a dejar de pagar nóminas, ni se van a cerrar servicios ni nada parecido, pero sí tenemos que remangarnos para optimizar recursos". También, en la misma línea, ha recalcado que proyectos pendientes, como el Centro de la Cultura del Rioja o la Biblioteca Rafael Azcona, "se van a abrir".

En este aspecto, ha incidido en que "hay partidas suficientes en los presupuestos 2011 para finalizar todas estas obras, no corren peligro, se abrirán y entrarán en funcionamiento", si bien ha reconocido que "en algún caso, puede haber alguna apertura que se dilate por otras causas ajenas".

Devolver fondos feil.

Otra dificultad añadida a la situación económica municipal es la necesidad de devolver al Estado, en concreto al Ministerio de Política Territorial, la cantidad de 230.700 euros en concepto de subvenciones procedentes de Fondos FEIL "que no fueron adecuadamente gestionados y que podrían haberse invertido en algo importante para la ciudad".

Eran inversiones "en diversos proyectos, como arreglo de aceras y otros, y que tenían un gasto de IVA no considerado de forma correcta", a lo que ha sumado que "además, no se actuó con la suficiente celeridad para reinvertirlo adecuadamente". "Una muestra más de la política económica errática de la anterior Corporación", ha asegurado.

A toda esta situación, Sáinz ha contrapuesto "la austeridad y eficacia que vamos a aplicar ahora para gestionar el presupuesto de este año y el de años siguientes", para lo que ha recordado la creación de la nueva Oficina Presupuestaria, que dependerá directamente de la alcaldesa.

"Nuestros principios van a ser -ha dicho- la disciplina presupuestaria, no repitiendo episodios como los de las esculturas y la placas; racionalizar y controlar el gasto corriente, sacar el máximo partido de los recursos que tenemos; seguir reduciendo los altos cargos y el personal de confianza; evitar la duplicidad, colaborando con todas las administraciones, regional y estatal".

Especial hincapié ha hecho en "la necesidad de volcarnos en la búsqueda de ingresos, con soluciones imaginativas y que pasarán por la colaboración entre lo público y lo privado", mientras que ha subrayado "la excelente acogida por parte de los funcionarios, con los que queremos crear un vínculo de complicidad".

"Ahorro y austeridad van a ser las guías para la ejecución de los presupuestos municipales hasta final de este año y, a partir de ahora, en los siguientes ejercicios. Vamos a trabajar más costando menos. El coste de este equipo de Gobierno, con 17 concejales, es un 37 por ciento menor que el del bipartito, con 14 ediles, más de 400.000 euros menos", ha finalizado.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.