Las matriculaciones de automóviles en Castilla y León alcanzaron 747 unidades en las dos primeras semanas de junio, lo que supone un retroceso del 50,79 por ciento en comparación con el mismo período de 2010, según datos de la consultora MSI para la Federación de Asociaciones de Concesionarios de Automoción (Faconauto).

En el caso de Castilla y León, las matriculaciones registradas entre el 1 y el 14 de junio alcanzaron las 747 mientras que en el mismo periodo de 2010 la cifra fue de 1.518, lo que supone una caída del 50,79 por ciento.

En total, las matriculaciones de automóviles en España en la primera quincena del presente mes alcanzó las 30.593 unidades, lo que supone un retroceso del 26,5 por ciento en comparación con el mismo período de 2010, según datos de la consultora MSI para la Federación de Asociaciones de Concesionarios de Automoción (Faconauto).

La caída se ceba un mes más con el cala de particulares, por el que se comercializaron sólo 12.476 vehículos en la primera mitad de junio, lo que se traduce en una fuerte reducción del 46,1 por ciento en comparación con el mismo período del ejercicio precedente.

Por su parte, las ventas de coches a empresas de alquiler totalizaron 9.542 unidades en las dos primeras semanas de junio, con un descenso del 10,8 por ciento. En cambio, las compras por parte de empresas aumentan un 10,6 por ciento y alcanzan 8.575 unidades.

Faconauto asegura que estos daros confirman que las compras por parte de las familias siguen perdiendo peso, mientras que las adquisiciones de empresas y de 'rent a car' representan ya el 60 por ciento del mercado.

Las matriculaciones bajaron en las dos primeras semanas en todas las comunidades autónomas. Los descensos más acusados se registraron en Extremadura (-54,9 por ciento), Castilla y León (-50,7 por ciento) y Galicia (-50,4 por ciento), y los más moderados correspondieron a Madrid (-10,4 por ciento) y Comunidad Valenciana (-18,8 por ciento).

Consulta aquí más noticias de Valladolid.