La consejera de Empleo y Asuntos Sociales, Gemma Zabaleta, ha declarado este miércoles que sin la seguridad y salud de los trabajadores "no hay garantía de progreso, de bienestar y de calidad de vida", y ha apostado porque la Estrategia vasca de Seguridad Laboral sea la guía "para integrar la prevención en la gestión del día a día de las empresas".

La consejera ha realizado estas manifestaciones en unas jornadas sobre la responsabilidad del empresario ante los accidentes de trabajo organizado por SEA-Empresarios Alaveses en Vitoria, en la que ha añadido que la prevención "es el mejor instrumento para mejorar la productividad y aumentar la competitividad del tejido empresarial".

En este sentido, Zabaleta ha subrayado que las empresas "deben entender que la prevención es un valor cargado de futuro, y no es suficiente con acometer acciones puntuales para resolver una acción concreta".

La consejera ha incidido en que, en este siglo, la seguridad laboral "resulta incompatible con la consecución de centros de producción avanzados, modernos, competitivos y con futuro, y es imposible conciliar un tejido productivo con situaciones de riesgo".

Según Zabaleta, resulta "necesario" un compromiso por parte de las empresas con la seguridad en el trabajo, para alcanzar "un modelo equilibrado de sociedad". "Tenemos por delante un gran esfuerzo colectivo que desarrollar entre todos los agentes: Administración, empresarios, sindicatos y también los propios trabajadores, porque la seguridad y salud de los trabajadores son prioritarios", ha añadido.

La consejera ha recordado la reciente aprobación de la Estrategia Vasca de Seguridad y Salud Laboral 2011-2014, que es la guía y el marco de las políticas preventivas que va a desarrollar el Gobierno vasco en los próximos años.

Esta estrategia, según Zabaleta, "es la suma del esfuerzo de conciliar los intereses de los distintos agentes sociales y económicos, respaldados por una administración capaz de desarrollar políticas públicas eficaces en el intrincado campo de la prevención de riesgos laborales".

Entre otras cosas, el Plan proporcionará apoyo técnico e instrumentos al tejido empresarial vasco para facilitar la integración de los riegos en su gestión empresarial, a la vez que fomenta el desarrollo de la actividad preventiva con medios propios y campañas de inspección y control selectivas.

"Factores que tienen como objetivo el tender la mano a las empresas y dotarlas de los instrumentos que requieran para prevenir los accidentes", ha subrayado.

Plan de seguridad laboral

Zabaleta ha afirmado que el nuevo Plan vasco de Seguridad Laboral permite visualizar la realidad de las enfermedades profesionales, y, en el marco de la Estrategia Vasca de salud laboral, se ha realizado la primera investigación que se realiza en el Estado sobre estas dolencias.

El trabajo ha revelado que el coste sanitario de las enfermedades profesionales superó los 106 millones de euros en 2008, lo que representa el 0,16 por ciento del PIB vasco de ese año (67.924,5 millones de euros), y el 3,3 por ciento del Gasto Sanitario Público de Euskadi (3.200 millones de euros).

Este 'mapa vasco' de las enfermedades profesionales permite conocer la distribución por territorios de la incidencia de enfermedades profesionales, así como la asociación de la dolencia con el sexo, edad, actividad económica, empresa y antigüedad en el puesto de trabajo, y su coste económico.

Consulta aquí más noticias de Álava.