La Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Educación, ha recogido en un informe las opiniones de 150 expertos nacionales e internacionales sobre las fortalezas y debilidades del sistema universitario regional con el fin de diseñar futuras estrategias que incidan en la universidad como motor de desarrollo.

El informe, con título 'El papel de las universidades de Castilla y León en el desarrollo de la Región' y patrocinado por Banco Santander, ha sido presentado este miércoles en el Parque Científico de la Universidad de Valladolid (UVA) en una jornada de trabajo inaugurada por el consejero de Educación, Juan José Mateos, el director de la Cátedra Unesco de gestión y Política Universitaria de la Politécnica de Madrid, Francisco Michavila, y el vicerrector de Docencia de la UVA, José María Marbán.

El titular de Educación ha manifestado que la economía y el bienestar dependen del progreso del conocimiento y la transformación de éste en productos y servicios, un planteamiento que la Comunidad ha adoptado de manera "pionera" desde 2008 con una política paralela a la Estrategia de I+D+i.

Mateos ha considerado que es momento de innovar "aunque los tiempos que corren puedan parecer obstáculos" y ha instado a poner el acento en cómo generar procesos más eficientes para la transferencia de conocimiento, cómo formar parte de una sociedad innovadora basada en el saber y cómo, en definitiva, "hacer más con menos".

"El papel de la educación superior es fundamental para la transformación de Castilla y León", ha aseverado Mateos, quien ha señalado que toda sociedad avanzada tiene la universidad como elemento "clave" y ha apuntado la necesidad de conocer qué se está haciendo bien y qué se hace mal para la aplicación de las conclusiones en la Comunidad.

En este sentido, Michavila ha subrayado la relevancia de determinar las debilidades y fortalezas del sistema como un paso más para la búsqueda de soluciones y de "transferir mejor el conocimiento a la sociedad", así como ha expresado el reto de llegar a los jóvenes inconformistas para animarles a emprender y crear empleo.

Según ha resaltado, el informe que se ha presentado hoy, y sobre el que varios expertos trabajarán a lo largo de esta jornada, es un trabajo "pionero" que pretende servir de ejemplo y referencia para otros organismos e instituciones europeas y estadounidenses sobre cómo hacer a la universidad activa en la búsqueda de soluciones sociales.

El vicerrector de Docencia de la UVA ha indicado que la obra no recoge grandes sorpresas, pero que hace una llamada de atención sobre aspectos inertes que han de modificarse en una sociedad cambiante como la actual. Asimismo, ha manifestado que existe el reto de enseñar a emprender —y no a aprender— y que esa labor no puede desarrollarla la universidad de forma aislada, sino que necesita del 'feedback' de la sociedad para un desarrollo regional más amplio.

El informe es el resultado de un cuestionario remitido entre los meses de septiembre y octubre a diferentes actores del sistema de innovación de la Comunidad (universidades, organismos de investigación, servicios de apoyo a la investigación, empresas, organizaciones y agentes de la Administración pública), que desempeñan un cargo de responsabilidad o bien que han destacado por su labor y experiencia.

Durante la sesión de hoy, se expondrán ejemplos de buenas prácticas a cargo de ponentes como Aurelio Villa y Manuel Poblete, profesores de la Universidad de Deusto; Ignacio fernández, director de Ingenio CSIC-UPV, y Ronald Morancho, delegado regional de Investigación y Tecnología de Midi-Pyrénées.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.