El secretario xeral de Emigración de la Xunta, Santiago Camba, ha remitido una carta a la directora general de Ciudadanía Española en el Exterior del Ministerio de Trabajo e Inmigración, Pilar Pin, para exigir que convoque "cuanto antes" la comisión de coordinación de las comunidades autónomas, ya que en lo que va de legislatura en las Cortes "sólo hubo una reunión".

"Considero este tipo de encuentros de vital importancia para la puesta en común de las líneas de actuación que se desarrollan desde las diferentes administraciones, en favor de nuestros paisanos residentes en el exterior", expone Camba en la misiva.

La "urgencia" de la carta y de la convocatoria exigida, según explica Emigración, "vienen condicionadas por la preocupación creciente de los emigrados gallegos y españoles", con "numerosas casuísticas, todas ellas con nombre, apellidos y rostro". Al respecto ha recordado los casos con los que se encuentra en sus visitas a otros países, fundamentalmente latinoamericanos, "con importantes dificultades socioasistenciales, farmacéuticas o sanitarias", según aclara Camba.

Además, el secretario xeral de Emigración asegura que, ante la "inacción" del Gobierno central "de no ser convocados en plazo razonable por esa dirección general", Galicia realizará la "necesaria convocatoria para una reunión de coordinación con las diferentes comunidades autónomas".

Según ha incidido Camba, estas reuniones son fundamentales para que cada gobierno autonómico lleve a cabo "políticas eficaces de ayuda" a los ciudadanos en el exterior, "evitando duplicidades y optimizando la eficiencia en las actuaciones".

Falta de sensibilidad

En su misiva, Santiago Camba hace hincapié, asimismo, en que los presupuestos "cada vez son más ajustados", lo que "exige la difícil tarea de hacer más con menos". "En Galicia es una máxima que estamos aplicando con razonable éxito y creemos que los esfuerzos conjuntos son parte fundamental para segur avanzando", recoge en la carta.

Emigración recuerda que "no es la primera vez" que la Xunta eleva su queja ante el Gobierno central "por la falta de sensibilidad y receptividad" hacia los requerimientos de las comunidades.

"Desde Emigración se prefirió guardar un tiempo prudencial para que la reunión -sea convocada por el ministerio o por la propia Xunta- no interviniera en el calendario electoral. Pero una vez pasadas las elecciones municipales, no existe excusa para seguir retrasando la convocatoria", sentencia.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.