El Colegio de Dentistas de Santa Cruz de Tenerife continúa su campaña para la prevención y diagnóstico precoz del cáncer oral, que este año incorpora como novedad un libro de recetas compuesto por 40 propuestas gastronómicas que ayudan a prevenir el cáncer oral. Además, durante toda esta semana y hasta el viernes, dentistas voluntarios realizan revisiones gratuitas en sus consultas, estando publicada en www.dentef.es ,la lista de odontólogos que participan en esta iniciativa que se extiende por toda la provincia.

La elaboración del recetario se ha realizado con la participación de destacados cocineros y restaurantes españoles entre los cuales se encuentra Paradores de Turismo, que ha colaborado con 14 recetas. Se trata de un recetario vivo y dinámico que irá incorporando nuevas propuestas de otros destacados cocineros de aquí en adelante.

Bajo el título 'Cuarenta Recetas contra el Cáncer Oral', el libro se basa en la dieta mediterránea y tradicional e incluye platos en los que predominan fundamentalmente las frutas, verduras, pescados, aceite de oliva y los cereales. Este recetario, coordinado por los doctores Miguel Ángel López-Andrade y Juan Seoane Lestón, persigue dar a conocer a la población los alimentos que mejor ayudan a prevenir el cáncer oral y cómo cocinarlos. Todos los ciudadanos podrán acceder de forma gratuita al libro entrando en www.canceroral.es.

En este sentido, Juan Seoane, responsable de la Campaña de Prevención y Diagnóstico Precoz del Cáncer Oral del Consejo General de Dentistas, ha destacado que una alimentación con alto contenido en frutas y verduras podría ayudar a prevenir entre el 30 y el 70% de los cánceres orales y las lesiones precancerosas.

Asimismo, se estima que entre el 30 y el 40% de todos los tipos de cáncer podrían ser evitados con estilos de vida saludables y una correcta alimentación. De esta forma, el consumo de frutas y verduras, además de reducir el riesgo de cáncer oral, también contribuye a prevenir otros tipos de carcinoma como el de estómago, colon o recto. La recomendación sobre la ingesta de frutas y verduras es tomar cinco piezas al día y, por lo general, consumir los vegetales crudos mejor que cocinados. En cuanto a las frutas que mejor protegen frente a esta patología, destacan las frutas rojas como las fresas, frambuesas, arándanos o las moras, ya que contienen ácido elágico y gran cantidad de polifenoles que estimulan los mecanismos de eliminación de sustancias cancerígenas.

De igual forma, los cítricos (frutas verdes y amarillas) como las naranjas, mandarinas, limones o los pomelos también contienen flavonoides antiinflamatorios que estimulan la desintoxicación de sustancias cancerígenas por parte del hígado.

En cuanto a las verduras, entre las que mejor ayudan a protegerse contra el cáncer oral se encuentran el tomate y el ajo. Especialmente destaca las propiedades del tomate y los productos procesados de tomate por el poder antioxidante y anticancerígeno del licopeno que contiene. En relación con esta sustancia, cabe señalara que el organismo la asimila mejor cuando procede del tomate cocinado, ya sea frito, asado, en zumo procesado con calor o cocinado en microondas. Además, el licopeno se aprovecha mejor si se acompaña con un poco de grasa, preferiblemente aceite de oliva o de semillas como el aceite de linaza.

También está demostrado que otros vegetales como la cebolla, zanahoria, brécol, coles de Bruselas, el calabacín amarillo, la calabaza, la judía, o la remolacha también previenen el desarrollo de esta patología debido a su alto contenido en vitamina A y licopeno. En definitiva, una dieta mediterránea y tradicional rica en frutas y verduras, y en especial en tomate, así como el pescado graso; rico en ácidos grasos oliinsaturados omega-3, el aceite de oliva o de linaza, los cereales o el té verde, incorporan en el organismo antioxidantes exógenos que ayudan a prevenir el cáncer oral.