Una vecina de la pedanía pacense de Villafranco del Guadiana se siente "muy" discriminada al no poder renovar temporalmente el permiso de conducción por haber recibido quimioterapia, según apunta.

Asimismo, exige que le permitan renovar este documento por encontrarse "bien" y "apta para conducir", como según dice así lo ha puesto de manifiesto el oncólogo que la trata en un informe en el que concluye que "no existen motivos para incapacitar" a su paciente.

Así lo ha expuesto a Europa Press Televisión la afectada, Francisca Corchado, modista de 52 años, casada y con dos hijas adultas, quien reitera una y otra vez que simplemente está "solicitando" su carné al considerar que "es una injusticia" que la impidan estar al frente del volante, ya que pese a su enfermedad se encuentra "perfectamente".

Esta mujer está siendo tratada de cáncer de mama, por lo que tras recibir "ocho sesiones de quimioterapia" aún ha de trasladarse a Badajoz para recibir radioterapia.

Asegura que está llevando "bien" el tratamiento y que el mismo no la incapacita para conducir. "Creo que es una injusticia que me lo hayan retirado (el documento) por mi enfermedad porque me encuentro perfectamente, claro", ha aseverado.

Ley de 2009

Se enteró de que no podría disponer por el momento del carné, según ha apuntado, tras pasar reconocimiento médico al ir a renovar el permiso que lo tenía caducado.

Ha explicado que se sorprendió cuando pese a encontrarse "perfectamente" y resultar en esas pruebas médicas "apta para conducir" uno de los técnicos al apreciar su calvicie le informa de que por ordenanza de 2009, de momento, no podrían entregárselo.

Ella no quedó conforme con esta explicación, al "encontrarse perfectamente", puesto que como destaca al recibir las sesiones de quimioterapia está "dos o tres días mal" y después se encuentra "perfectamente", por lo que no entiende esa normativa, que considera que "limita" su vida diaria, puesto que "necesita" su coche para desarrollar su trabajo y otras actividades que puede hacer con normalidad.

Por ello, acudió a su oncólogo, quien según sostiene le dijo "que no veía lógico" la retirada del documento en su caso, dada su evolución y aceptación de tratamiento, ante lo que se dirigió, informe en mano, al director de Tráfico, quien le informó de que "ellos no podían hacer nada" puesto que se trataba de la aplicación de una ley, explica.

Normativa "injusta"

Sobre la normativa, que ve "injusta", ha explicado que la misma determina que se esperen "tres meses desde la última sesión" de quimio antes de remitir nuevos informes que hagan constar a Tráfico que "todo entra dentro de la normalidad", y así poder hacerse de nuevo con el documento que la habilitaría otra vez como conductora.

"Habrá cientos de personas que estén en mi situación o peor, pero no les habrá tocado renovar el carné de conducir y seguirían conduciendo", observa Francisca antes de reiterar que "esto no es justo".

Asimismo, lamenta no poder disponer de una herramienta que considera imprescindible en su lugar de residencia para desplazarse y repartir sus encargos, dada la limitación de horarios en el transporte público de la pedanía donde reside. "Si no tienes coche, no te puedes mover de aquí", sentencia.

Ante la situación que atraviesa, esta pacense demanda que se revise cada caso individualmente, cuando se padece una enfermedad como la suya, al considerar que "a toda la gente no se la puede medir por el mismo rasero".

"Yo me encuentro perfectamente tras mi quimio, pero hay gente que es verdad que no pueden conducir", reconoce, antes de apostillar que eso "no hace falta que te lo digan ni tráfico ni nadie" puesto que "cuando tú estás mala eres el primero que sabe que no puedes conducir", ha argumentado. "No hace falta que venga tráfico a quitarme mi carné de conducir", ha completado.

Del mismo modo, lamenta no tener otra opción de reclamación que la "verbal", por lo ha decidido dar a conocer su caso "para que la gente vea que esto es una injusticia", ya que "encima" que el "cáncer es tan cruel porque hunde, ellos nos están hundiendo mucho más". "¿Qué hacemos?, se pregunta, "no metemos en casa y nos encerramos porque tenemos cáncer", ha apostillado esta mujer que desprende vitalidad y energía.

"No lo veo justo", insiste antes de explicar que precisamente por ello se siente "muy "discriminada, ya que en su opinión "hay gente y enfermedades que sí que ponen en peligro a la gente" en la carretera, por lo que según advierte "no" se callará hasta que "consiga el carné".

Asimismo, asegura que quiere hacer público su caso para que personas con la misma patología y situación se hagan eco de este hecho que les "limita".

"totalmente capacitada"

Esta mujer es la que acostumbra a desplazar a otras vecinas de su misma localidad a reuniones y actividades que se desarrollan fuera de la localidad, por lo que sus amigas consideran "injusto" su caso, pues la ven "totalmente capacitada" para ponerse al volante de su automóvil.

Así, su vecina Isabel valora como "una injusticia que le quiten el carné a una persona que está apta para conducir, puesto que lleva conduciendo toda la vida y el tratamiento no le ha supuesto ningún trauma" al llevar su enfermedad "estupendamente y con una alegría que es digno de verla", según ha recalcado antes de apuntar que además hay personas "muchos más torpes" al volante.

En la misma línea, su amiga Tere opina que "tiene que tener el coche" ya que "tiene que ir todos los días a llevar sus arreglos" y porque según ha indicado de no haberle "cumplido ahora" el permiso, "no se hubiera enterado nadie" y continuaría conduciendo.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.