La familia de una mujer que falleció por una negligencia médica en Toledo al haberle diagnosticado su médico de cabecera un resfriado en lugar de un infarto y no haberle sometido a las pruebas pertinentes, ha pedido la inhabilitación del médico para que "no pase desapercibido lo que ha hecho" y se haga justicia por lo que ellos han "sufrido" durante tanto tiempo.

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha ha condenado al Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) y a su aseguradora a indemnizar con 40.000 euros a la familia de esta mujer.

En declaraciones a Europa Press Televisión, la hija de la fallecida, Victoria Mora de la Torre, relató que su madre, María del Carmen de la Torre, que tenía 48 años de edad y "toda la vida por delante" cuando ocurrió aquél "calvario", acudió el 2 de noviembre de 2004 al centro de salud local porque "le dolía el pecho".

El médico de cabecera, sin "hacerle ningún reconocimiento, le dijo que tenía un resfriado, le recetó Nolotil, reposo y a casa". Seis días después, la madre, que continuaba aquejada de dolores en el pecho, intentó volver al médico con la ayuda de su hija, pero "se murió" en sus "brazos" sin poder llegar viva al centro hospitalario.

Seis años después de que su madre muriera y de denunciar la mala praxis médica, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha da la razón a la familia. "Por fin se hace justicia, ahora lo que necesitamos es que el SESCAM tome medidas contra el médico", subrayó.

Inhabilitación médica

La familia de la fallecida pide la inhabilitación del médico para que "no pase desapercibido lo que ha hecho" y se haga justicia por lo que ellos han "sufrido" durante tanto tiempo. "Que se reconozca la verdad ya es un logro, pero que también sirva para que a nadie le vuelva a pasar, que se lo tomen en serio, que ser médico de un ambulatorio no significa poner rectas y ya está", zanjó.

Por su parte, el abogado de la familia, Álvaro Sardinero, señaló que con esta sentencia "el SESCAM debería de tomar medidas contra este facultativo" para que situaciones así "no vuelvan a ocurrir" y recordó que el profesional sanitario "en todo momento" ha mantenido que su actuación médica "fue correcta".

Asimismo, reconoció que sus clientes nunca buscaron la indemnización económica, sino que se reconociera la "negligencia" y subrayó que hará "todo lo posible" para que el médico "responda personalmente" y sea el SESCAM quien "tome las medidas de carácter disciplinario" en su contra.

Consulta aquí más noticias de Toledo.