Los juzgados de la Comunitat Valencia registran 72 desahucios al día y en el primer trimestre del año han crecido un 37 por ciento, la segunda región más afectada. Para luchar por este "derecho básico" se ha constituido la Plataforma de Personas Afectadas por las Hipotecas de Valencia, que convocará una cadena humana para parar estos desalojos y promoverá también la dación en pago.

Así, lo pusieron de manifiesto este martes los portavoces de la Plataforma de Personas Afectadas por las Hipotecas de Valencia en una rueda de prensa que terminó con la ocupación simbólica de la sede de Bancaja a la que se sumaron 'indignados' del 15-M.

Al respecto, Rosana Montalbán Moya ha explicado que esta Plataforma nació hace dos meses para dar "respuesta" a estas "cifras escalofriantes" que demuestran que en España "el derecho de la vivienda se ha convertido en un negocio". Así, de los 5.369 desahucios de 2007 se pasaron a 10.591 en 2008, 16.290 en 2009 y 18.102 en 2010.

Por ello, ha criticado al gobierno por "permitir unas cláusulas abusivas" de las entidades financieras que ponen "una soga al cuello" a las personas, aunque ha recalcado que esta situación "puede tener una respuesta en la calle". Para ello, ha realizado un llamamiento a todas las organizaciones que se suman a esta plataforma.

Para terminar co esta situaicón reclaman, ha explicado Ana Blanco, que se pare los desahucios mientras dure la crisis para las personas sin trabajo y en ese sentido los días en que haya previsión alguna ejecución convocarán una cadena humana para impedirlo. Hasta el momento se han conseguido evitar 12 desahucios en Barcelona y 14 en Murcia. Además, recogerán firmas con el fin de presentar una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) por la dación en pago de modo que la entrega de las viviendas sirva como cancelación de la deuda.

Al respecto, Montalbán ha rechazado el argumento del Gobierno para cambiar la legislación ya que esta medida supondría una reducción del 25 por ciento de los beneficios de las entidades cuando además, ha recalcado, se debe tener en cuenta el dinero de todos que se dio a la banca en concepto de rescate "no ha revertido en beneficio de los ciudadanos".

Asimismo, reclaman una oferta suficiente de vivienda social de alquiler asequible para que las personas que más lo necesitan no les suponga más del 30 por ciento de los ingresos. Por último, exigen una solución a las 270.000 personas a las que ya se han ejecutado sus viviendas.

Denuncias de prácticas abusivas

Por su parte, Yolanda Prats ha destacado que esta plataforma, que hasta el momento cuenta con unos 50 asociados, estudia interponer denuncias las prácticas abusivas que imponen los bancos, como la obligatoriedad de determinados seguros. Para ello, disponen de un equipo jurídico para asesorar al colectivo y orientar a as personas que lo necesitan, aunque dejan claro que este servicio no sustituye al asesoramiento jurídico gratuito del turno de oficio o asociaciones de consumidores.

Además, desde esta plataforma también se presta apoyo emocional a los afectados. De hecho, la terapeuta Monsa ha narrado "el calvario" por el que se pasa una persona cuando pierde su casa ya que "se siente deprimido, fracasado y frustado al sentir que no puede mantener a su familia". "Los bancos tratan a las personas como mercancías", ha señalado.

De hecho, ha relatado casos por parte de algunas entidades como exigir a los afectados cuándo deben abandonar sus viviendas subastadas, en lugar del juzgado, o llamara a toda hora para exigir los atrasos "incluso a los niños diciéndole que si su padre no paga perderá el piso". En estos casos, ha aconsejado pedir siempre asesoramiento y exigir una hoja de reclamaciones. Del mismo modo, participarán en la manifestación que ha convocado este domingo el 15-M.

Al terminar la rueda de prensa se desplazaron hasta la sede de Bancaja donde cerca de medio centenar de personas, ya que habían recogido 'indignados' de la Plaza 15-M, ocuparon la entidad durante cinco minutos para leer un manifiesto mientras coreaban lemas como 'lo llaman democracia y no lo es' o 'políticos al paro y banqueros a la cárcel'.

Consulta aquí más noticias de Valencia.