Protestas en Grecia
Ciudadanos griegos protestan en la plaza Sintagma de Atenas (Grecia) contra el Gobierno del país. Alexandros Beltes / EFE

La agencia de medición de riesgos Standard & Poor's ha vuelto a rebajar la calificación de la deuda soberana de Grecia, de 'B' a 'CCC', con perspectiva negativa, y con ello la hunde aún más en la categoría de bono basura.

Hay un entorno político cada vez más complicado en Grecia En un comunicado, la agencia señala que esta rebaja refleja los crecientes riesgos asociados a la aplicación del programa de la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) en "un entorno político cada vez más complicado en Grecia, unido a su clima actual de dificultades económicas".

De hecho, ante esta situación, los ministros de Finanzas de la zona euro celebrarán este martes una reunión extraordinaria en Bruselas en la que tratarán de consensuar una solución para la crisis griega, según confirmaron distintas fuentes europeas.

El encuentro, que no estaba previsto, ha sido organizado aprovechando una cena de trabajo que van a mantener los titulares de Finanzas de toda la Unión Europea para discutir sobre la reforma de la disciplina fiscal.

Actualmente, la UE discute la posibilidad de otorgar un segundo paquete de ayuda a Grecia, que podría ascender a 90.000 millones de euros, para cubrir las necesidades de financiación del país hasta 2014. Fuentes citadas por la prensa aseguran que un tercio de esta segunda ayuda será facilitado por la UE y el FMI, una tercera parte provendrá del programa de privatizaciones heleno y el resto corresponderá a los acreedores privados de Grecia, punto que constituye el mayor foco de desencuentros.