Diez horas de rayos UVA a lo largo de la vida elevan el riesgo de desarrollar cáncer de piel

  • Los expertos desmienten el mito de que los rayos UVA preparan la piel para el sol.
  • Piden un etiquetado en las cabinas que advierta de los riesgos y recuerdan que es imprescindible tomar rayos UVA con un buen protector solar.
  • España es el país europeo con menos incidencia por el tipo de piel de su población.
Una joven se broncea de modo artificial.
Una joven se broncea de modo artificial.
ARCHIVO

Tomar más de 100 sesiones de rayos UVA a lo largo de toda la vida es un factor de riesgo adicional para desarrollar un melanoma, un tipo de cáncer de piel que ha aumentado su presencia en España durante los últimos años. Su incidencia se duplica aproximadamente cada dos años y, de hecho, afecta ya a unos 3.200 pacientes en su forma superficial y a unos 1.200 cada año en su forma avanzada.

El doctor Alfonso Berrocal, jefe de sección del Servicio de Oncología del Hospital General Universitario de Valencia y vicepresidente del Grupo Español Multidisciplinar del Melanoma, afirma que "una exposición de más de 10 horas a la radiación ultravioleta de una cabina de bronceado (aproximadamente 100 sesiones de 5 ó 10 minutos cada una) a lo largo de toda la vida es un factor de riesgo adicional para desarrollar un cáncer de piel".

Las autoridades sanitarias de todo el mundo ya han advertido de que estas cabinas aumentan las posibilidades de desarrollar un cáncer y sus dueños, según el doctor Berrocal, "tienen la obligación de poner en ellas etiquetas que adviertan a sus clientes en este sentido". Sin embargo, no se hace esto ni tampoco recomendar a sus usuarios que tomen los rayos UVA con protector solar.

Para concienciar a la población de que este cáncer "puede matar" y de la "importancia" que tiene la prevención, la Fundación de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) lleva a cabo su XII Campaña de Prevención del Cáncer de Piel 2011.

Según los expertos, este tipo de cáncer de piel "tiene características de epidemia". El melanoma es más común entre las personas de piel blanca que han pasado mucho tiempo expuestas a los rayos y suele surgir en las áreas del cuerpo con mayor exposición.

El bronceado natural progresivo sí protege la piel

El doctor Berrocal desmiente la creencia popular de que tomar rayos UVA prepara la piel para los primeros rayos de sol. A su juicio, "meterse en una cabina de entrada supone recibir ingentes dosis de radiación ultravioleta para la piel y eso no puede ser protector de ninguna de las maneras".

El bronceado natural sí tiene una función protectora: evitar el daño que produce el sol en los ácidos nucleicos de nuestras células. "La forma óptima de conseguir un bronceado no es ni la cabina ni la exposición solar, es una exposición que se realice poco a poco, con un factor de protección alto, bronceando muy poquito a poco", aconseja este experto.

Este tipo de cambios en los hábitos de vida, así como el aumento de la exposición al sol, son factores que están elevando la incidencia del melanoma en España, donde, pese a no haber un registro nacional de pacientes con melanoma, se estima que entre 1.000 y 1.200 pacientes al año desarrollan melanoma metastásico, siendo el melanoma superficial "entre 20 y 30 veces más frecuente".

A pesar de existir una mayor exposición solar, España es el país europeo con menos incidencia de este cáncer por el tipo de piel de su población.

Según Berrocal, el 90% de los melanomas en España se diagnostican "en una fase curable", pudiéndose tratar con cirugía. Esto se debe a que los pacientes, sobre todo las mujeres, saben identificar en qué momento un lunar que crece o sangra puede ser una señal de alarma.

Como primer paso, puedes hacer un sencillo test que determinará si tus lunares pueden requerir de consulta dermatológica. Para ello visita la web 'prevenciondelmelanoma'.

Ocho consejos básicos para broncearse

  • Los primeros cuatro días no tomes el sol directamente más de 15 minutos.
  • Aumenta progresivamente el tiempo de exposición pero nunca superes las 2 horas seguidas.
  • A los diez días tu piel estará preparada para recibir los baños de sol.
  • Evita el sol entre las 12 y las 16 horas.
  • Utiliza siempre crema protectora con un factor alto.
  • Aplica el protector solar media hora antes de empezar a tomar el sol.
  • Repite la aplicación cada vez que salgas del agua.
  • Tras el baño, una vez seca, aplícate una crema hidratante.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento