Un barracón de unos 100 metros cuadrados construido con palés y tablones que servirá de punto de información del movimiento 15-M, y una carpa de lonas con medio centenar de personas que se resisten a dejar la acampada permanecen en la Puerta del Sol, discretamente vigilada por la Policía.

Las virtudes, defectos y paradojas del movimiento lucían este lunes como las cenizas de una mala resaca o como los restos de un barco naufragado a punto de volverse a echar a la mar. Todo dependía de la gente con la que se hablara o del punto de la plaza que se eligiera para tomar perspectiva.

Se han pasado mis derechos más esenciales por el arco del triunfo "Esto es surrealista. Se han pasado mis derechos más esenciales por el arco del triunfo. ¿Tú crees que se puede montar una cacerolada como la de anoche a la una de la madrugada? Tengo decenas de cancelaciones", exclamaba la dueña de un hostal de Sol (indignada) a 20 minutos. Algo más abajo, uno de los camareros de La Mallorquina nos comentaba sonriendo: "Se lo han currado muy bien. Por la mañana todos los acampados estaban trabajando a destajo para quitar la suciedad".

Mientras tanto, decenas de empleados de limpieza, de mantenimiento de fuentes y monumentos y de jardines del Ayuntamiento de Madrid se afanan en limpiar la plaza que durante casi un mes ha sido el centro de las protestas surgidas el pasado 15 de mayo.

Allí habrá siempre alguien para informar y para que no se lleven el barracón Los comerciantes de la zona, los pocos que han querido hablar de los que han abierto este lunes sus puertas, ven con esperanza el levantamiento, aún parcial, de la acampada y esperan el regreso de la mitad de sus clientes que ha dejado de comprarles durante estas cuatro semanas.

En el puesto de información, en el centro de la plaza, se ha dispuesto ya una caja en la que se recogen opiniones y propuestas, y la estatua de Carlos III que preside Sol sigue tomada con todo lo necesario para la celebración de las reuniones de las comisiones, según ha explicado Pedro, que asegura que allí habrá siempre alguien para informar y para que no se lleven el barracón.

A 30 metros del puesto de información permanece en pie una carpa de lonas, cubierta con pancartas como "La voz del pueblo nunca será ilegal", en la que se resisten a marchar medio centenar de jóvenes, según sus propias cifras.

Uno de ellos, que no quiere dar su nombre, ha dicho que de todas formas también en su caso acabarán por irse, "pero de manera diferente a como han hecho las comisiones" de trabajo en las que se organizó el movimiento. Alrededor de uno y otro asentamiento permanecen en la Puerta del Sol una veintena de pequeñas tiendas de campaña y media docena de personas duermen directamente en el suelo tapados con mantas.

Empleados municipales limpian la plaza alrededor de las tiendas de campaña que aún quedan Varios de ellos han dicho que se irán este martes, "cuando se vayan los demás", según una chica, algunos de ellos a las asambleas de barrio y otros, por ejemplo, a la acampada que mantienen desde hace mes y medio en la Cuesta de Moyano, junto a Atocha, un grupo de cooperativistas del sureste de Madrid que se considera estafado.

Este pequeño grupúsculo del 15-M afirma también que se quedarán en Sol de forma "indefinida". Tampoco hay muchos visos de desalojos. Dos policías nacionales apostados detrás del edificio de Correos nos decían: "De momento la Delegación no nos ha comunicado nada. Tampoco creo que haya jaleo. Son cuatro gatos y no aparentan tener ganas de montarla".

17 toneladas de residuos

Los servicios de limpieza del Ayuntamiento de Madrid retiraron este domingo 17.100 kilos de residuos de todo tipo de la Puerta del Sol tras el desmantelamiento de la acampada que el movimiento 15-M mantuvo en esta plaza las últimas cuatro semanas, han informado fuentes del área municipal de Medio Ambiente.

Este domingo trabajaron en la limpieza de la Puerta del Sol 54 empleados con 16 máquinas y este lunes continúan 53 personas con 20 máquinas de los servicios de limpieza urgente (Selur), limpieza viaria, Patrimonio Verde, Parques y Jardines y mantenimiento de mobiliario urbano. A las 11 de la mañana habían conseguido retirar prácticamente todos los carteles que los acampados habían colocado por la plaza y volver a poner en marcha las dos fuentes ornamentales.

Han conseguido retirar prácticamente todos los carteles que los acampados No habían retirado, sin embargo, los pequeños "huertos" que los acampados habían plantado alrededor de las fuentes en lo que antes de su llegada eran unos parterres de flores, pero varios jóvenes han decidido trasplantarlos a la Cuesta de Moyano, junto a la glorieta de Atocha, donde un grupo de ellos ha trasladado sus tiendas.

En Moyano permanecen desde hace mes y medio un grupo de cooperativistas de promociones del sureste de Madrid que se consideran estafados porque han transcurrido 14 años sin que sus viviendas se hayan ni siquiera iniciado.

De la Puerta del Sol no se ha retirado por el momento una placa colocada durante la acampada con cemento al pie de la verja que protege la estatua ecuestre de Carlos III, en la que se ha inscrito la frase "Dormíamos, despertamos", firmada por "Plaza Tomada".

Junto a los restos de la acampada

  • Carolina Jabbour. "No hemos molestado. Solo trabajamos", dice esta joven de 21 años que ha participado en la acampada.  "Toda la sociedad forma parte de este movimiento. Y a los comerciantes no les ha ido tan mal. El 15-M ha atraído a muchos clientes", asegura.

  • Juan Antonio del Valle. Dueño de una papelería. 53 años. "Hemos perdido mucho. Los clientes nos preguntaban por otra tienda que no fuera ésta para ir a comprar", opina este empresario.

  • Miguel Ángel Briz. "Tenían que haber estado más tiempo, es mentira que los comercios hayan perdido. Los bares están igual de llenos. No deberían haber desmontado el campamento", subraya este hombre-anuncio de 47 años.

hemos molestado. Solo trabajamos »

Carolina Jabbour. Acampada 21 años. w «Toda la sociedad forma parte de este movimiento. Y a los comerciantes no les ha ido tan mal. El 15-M ha atraído a muchos clientes».

Consulta aquí más noticias de Madrid.