La Fundación Sociosanitaria de Castilla-La Mancha, fruto de la fusión de las fundaciones FISLEM, FISCAM y FUCAMDI llevada a cabo el pasado 1 de enero dentro del Plan de Austeridad del Gobierno regional, ha aprobado en una reunión sus cuentas anuales.

Esta primera reunión anual del patronato de la Fundación ha estado presidida por el consejero de Salud y Bienestar Social en funciones, Fernando Lamata, formando parte también del órgano rector de la entidad los representantes del Servicio Público de Empleo de Castilla-La Mancha (SEPECAM), el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) y las federaciones regionales de asociaciones de familiares de salud mental y de diabetes, ha informado la Junta en nota de prensa.

En el presupuesto ejecutado durante el pasado año por parte de las tres fundaciones integrantes de la Fundación Sociosanitaria destaca las partidas de gasto en el mantenimiento de los servicios de atención sociosanitarios, las ayudas a asociaciones de familiares de personas con enfermedad mental y las ayudas a la investigación en ciencias de la salud.

Además, durante la primera reunión de la Fundación, el patronato rector ha decidido la modificación del Plan de Actuación y del presupuesto de esta entidad para 2011, con el fin de cumplir las medidas adoptadas en el Plan de Consolidación de las Finanzas y los Servicios Públicos.

De esta manera, de los 33,6 millones de euros que formaban el presupuesto de la Fundación Sociosanitaria para 2011, se ha pasado a los 28,4 millones de euros, ya que las cuentas han visto recudidas sensiblemente las partidas de inversiones en infraestructuras, priorizando la atención a las personas con enfermedad mental, diabetes y la investigación en ciencias de la Salud.

Consulta aquí más noticias de Toledo.