El vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, ha asegurado este domingo en Gandia (Valencia) que el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, "no está", según "se ha podido comprobar con las protestas de los indignados durante los últimos días" y tampoco "se ocupa" de esta cuestión.

Así lo ha asegurado durante su intervención en un acto celebrado en el Club Náutico de Gandia (Valencia) donde, junto con el presidente de la Generalitat y del PPCV, Francisco Camps, y el presidente local del partido, Alfonso Rus, han acompañado al alcalde de la ciudad, Arturo Torró, tras su nombramiento como primer edil. A las puertas del recinto se ha concentrado un grupo de unos 40 'indignados' del movimiento 15M.

Según González Pons, "hay ciudades en las que la Policía no ha actuado y se han arruinado muchos comerciantes" mientras que en otras como Valencia sí lo ha hecho, en referencia a los incidentes registrados el pasado jueves entre agentes e 'indignados' del 15M con motivo de la constitución de las Corts Valencianes. "La responsabilidad de actuar no es de la Policía sino de los que mandan" y "entre hacerlo todo o no hacer nada hay muchas soluciones intermedias que no han pasado por la mesa del ministro del Interior" porque "no se ocupa", ha criticado.

Para González Pons, "es tan grave que se perjudique a los intereses de los comerciantes como al de los políticos". Sin embargo, ha asegurado no entender que "en unos casos, cuando se trata de los comerciantes" —en referencia a los de la Puerta del Sol de Madrid— "la Policía de Rubalcaba no actúe" y que "cuando se trata de los políticos, la Policía de Rubalcaba actúe y duro".

"Con los 'indignados' no podemos seguir sin ministro del Interior al frente del Ministerio", ha afirmado González Pons, quien ha añadido que a Rubalcaba "le llaman 'Al-dedo Pérez Rubalcaba'" y ha indicado que "tendrá que decidir si el dedo lo va a emplear para todos sus cargos o para ser candidato" porque "las dos cosas a la vez está visto que no tiene capacidad de realizarlas".

Los 'indignados' concentrados a las puertas del Club Náutico portaban pancartas en las que se podía leer 'Per una educación pública i d'ensenyament en valencià' (Por una educación pública y de enseñanza en valenciano); 'Si no hi ha per a tots no hi ha per a ningú' (Si no hay para todos no hay para nadie); y 'Corruptes' (Corruptos). Otras dos pancartas de mayor tamaño llevana los lemas de 'Democracia' y 'Participativa'.

Los concentrados han coreado durante el acto frases como: 'Lo llaman democracia y no lo es'; 'No hay pan para tanto chorizo'; 'No nos representan' y 'Gürtel'. Radiotelevisió Valenciana (RTVV) ha denunciado en un comunicado la agresión que ha sufrido un equipo de Canal 9 que cubría el acto por parte de un grupo de "activistas" de diferentes organizaciones, aunque miembros del colectivo se han desvinculado de esta acción y han asegurado que han recriminado su actitud al joven que lo ha hecho.

Consulta aquí más noticias de Valencia.