Las diferencias de criterio entre los gobiernos central y vasco sobre el cálculo del Cupo —la aportación que la comunidad autónoma realiza al Estado por las transferencias que éste ejerce en Euskadi— ascienden a 84 millones de euros, según el consejero de Economía del Ejecutivo autonómico, Carlos Aguirre.

Aguirre, en una respuesta escrita a una pregunta parlamentaria del PNV, recogida por Europa Press, reconoce que "existen diferencias de criterio" sobre este asunto entre ambas administraciones.

El responsable de Economía del Gobierno vasco informa de que, a fecha de mayo de 2011, la cuantía de estas diferencias ascendía a 84 millones de euros. Por materias, esta suma se divide en aspectos educativos (47 millones de euros), cuestiones relacionadas con la dependencia (25 millones) y empleo (12 millones).

Las discrepancias se refieren a la liquidación de los tres últimos ejercicios. Aguirre explica en su respuesta que durante las semanas previas a cada uno de los plazos de pago del Cupo —mayo, septiembre y diciembre— de 2009 y 2010, así como en mayo de este año, se mantuvieron contactos con el Ministerio de Economía "con la pretensión de acercar posiciones".

Contactos "numerosos"

Además, informa de que desde enero de 2010 hasta mayo de 2011 los contactos con la Secretaría de Estado de Hacienda "han sido numerosos".

El Cupo es la aportación que realiza Euskadi —cuyas diputaciones tienen asignadas las competencias de recaudación fiscal— al Estado por el coste derivado de las transferencias que este ejerce en la comunidad autónoma.

Consulta aquí más noticias de Álava.