La vicepresidenta de Cantabria en funciones, Dolores Gorostiaga, ha pedido al presidente electo del Gobierno, Ignacio Diego, que ejerza el poder "con responsabilidad" y sin la "prepotencia" que la secretaria general de los socialistas cántabros ha percibido en él desde que el PP obtuviera en las pasadas elecciones la mayoría absoluta por primera vez en la comunidad autónoma.

"No me gusta nada como estamos empezando. No me gusta nada como apuntan las formas ni el fondo", expresa la dirigente socialista en una entrevista con Radio Nacional de España en Cantabria en la que participó Europa Press.

Gorostiaga se ha referido a alguna de las primeras medidas anunciadas por Diego tras conseguir "más poder que nunca" para el PP, como la suspensión del desarrollo eólico del Plan Energético Regional, una de las cuestiones por las que velará el Grupo Parlamentario Socialista, en la oposición.

Además, la secretaria general de los socialistas cántabros ha aclarado a Diego que el traspaso de poderes, proceso que el próximo presidente cántabro ha reclamado que se acelere, no se puede hacer hasta que haya presidente y Gobierno.

"Yo quiero saber a quien hay que traspasar el poder", manifiesta Gorostiaga, que confirma que tomará posesión de su escaño como diputada y comenzará a "trabajar en la oposición", "controlando" la acción de Gobierno, realizando propuestas y permaneciendo "muy vigilante" a que no se dé ningún "paso atrás" en el Estado del Bienestar y las políticas de innovación.

Los primeros puestos de Cantabria en la atención a la dependencia, las aulas de dos años, la financiación de la Universidad de Cantabria, el plan "puntero" de energías renovables, el Parque Científico y Tecnológico de Cantabria (PCTCAN) y la educación "de calidad" son algunas de las políticas desarrolladas al frente del Gobierno de Cantabria de las que Gorostiaga no se arrepiente "en absoluto".

Gorostiaga advierte al PP de que las previsibles alusiones a la "herencia recibida" sólo le valdrán durante dos meses, "hasta el primer presupuesto" del nuevo Gobierno, en el que los 'populares' "van a reflejar sus prioridades políticas".

La vicepresidenta admite que el pacto con el PRC, aunque ha sido "bueno" para Cantabria y sus ciudadanos, ha sido "muy negativo" para el PSOE, que ha perdido representación electoral.

No obstante, rechaza que no se produjera una diferenciación del discurso socialista respecto al de sus socios.

Al contrario, Gorostiaga sostiene que el discurso del PSOE se convirtió en "hegemónico", ya que otros partidos, como el PP, "de mentiras", y el PRC, "con más credibilidad", asumieron como propios los mensajes relacionados con la innovación, las energías renovables y el cambio de modelo productivo.

"errores de bulto"

La secretaria general del PSOE cántabro interpreta el retroceso electoral nacional, autonómico y local del partido el pasado 22 de mayo basándose en "muchas claves".

A la clave nacional, del voto de "castigo" por la crisis, la "renuncia" al ideario que supusieron los recortes y una reforma laboral que "contradecía" las tesis socialistas, Gorostiaga suma la circunstancia de que en Cantabria, el PSOE afrontaba las elecciones "debilitado", tras un retroceso ya después del primer pacto de Gobierno con el PRC de Miguel Ángel Revilla.

"Seguro que hemos cometido errores de bulto, que no hemos hecho todo lo que teníamos que hacer y no hemos aprovechado toda la fuerza del partido", admite la líder de los socialistas en la comunidad autónoma.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.